Recuerdos del embarazo

Trucos y consejos para hacer un video time-lapse del embarazo

Siempre queremos tener recuerdos de nuestro embarazo. Ahora podemos tenerlos en forma de vídeo a cámara rápida, para poder ver la evolución de nuestra barriguita.

Trucos y consejos para un video time-lapses del embarazo

La mayoría de las mujeres cuando están embarazadas quieren tener recuerdos de esos momentos. Antes, se hacía mediante fotografías, luego se grababan vídeos pero ahora se pueden unir las dos: un vídeo hecho con fotografías o, lo que vamos a contaros, un time-lapse.

Un time-lapse es una técnica de fotografía que nos muestra distintos momentos que, normalmente, suelen ser imperceptibles para el ojo. Una vez se ha capturado la imagen, de lo que se trata es de hacerlo pasar a cámara rápida para ver el movimiento y el cambio.

Se puede hacer con un vídeo, reproduciéndolo a cámara rápida o también se pueden hacer distintas fotografías de lo que aparentemente es lo mismo, para después montarlas con un programa de maquetación de vídeos y reproducirlas a cámara rápida y poder ver, ahora sí, el movimiento, el cambio, etc.

Os contamos cómo hacer un time-lapse del embarazo:

¿Qué necesitamos?

  • Una cámara de fotografía. Lo mejor sería una cámara de alta calidad, pero si no tenemos podemos hacerlo con un móvil.
  • Ropa que sepamos que nos vaya a valer durante los 9 meses de embarazo, por ejemplo, ropa deportiva, un top, etc...
  • Un programa para editar vídeos.
  • Si disponemos de él o podemos tenerlo fácilmente, un trípode sería lo ideal, para asegurarnos que la foto sale exactamente igual durante todas las tomas.

¡Manos a la cámara!

Para empezar a hacer nuestro time-lapse del embarazo es importante que fotografiemos las máximas semanas posibles. Obviamente, las primeras semanas no podemos meterlas en nuestro vídeo por dos razones: la primera es que aún no sepamos que estamos embarazadas y, segundo, no se nota la tripa.

Podemos poner una foto del momento en el que aún no parece que tengamos barriguita de embarazada. A partir de ahí, lo mejor que podemos hacer es realizarnos una foto a la semana.

Para ello es importante:

  • Hacérsela en el mismo lugar, por ejemplo en nuestra habitación, frente a la cuna del bebé, etc.
  • La mejor postura es de perfil, porque es cuando más se nota la tripa de embarazada y podemos ver más claramente los cambios.
  • La ropa, a ser posible, tenemos que intentar que sea la misma durante todas las fotografías.
  • Si podemos, también tenemos que intentar que el pelo sea el mismo.
  • Por último, la barriguita descubierta, para que nuestro time lapse sea más visual.

Todo esto es importante para que la fotografía parezca siempre la misma, pero que solo cambie el tamaño de la tripa.

El montaje

Una vez tenemos las fotografías hechas solo necesitamos un programa para editar vídeos. Los hay de distintos tipos de dificultad. Uno de los más sencillos que nos valdría para este tipo de montaje es el Windows Movie Maker que, además, viene normalmente instalado en el ordenador y, en el caso de que no sea así, podemos descargarlo gratuitamente.

Para ello solo hay que poner la secuencia de imágenes e ir jugando con las velocidades a las que pasan para ver cuál es la que más nos gusta. Esto se hace eligiendo la duración que queremos que tenga cada imagen y es muy simple.

Una vez que ya tenemos las imágenes y la velocidad seleccionada, podemos añadirle música, créditos, textos en los que pongamos, por ejemplo, en qué semana del embarazo nos encontramos, etc.

 

Fuente imagen: Pinterest

Etiquetas: embarazo, embarazo mes a mes

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS