Parto

Los pródromos de parto, ¿qué son y cuánto duran?

La palabra Pródromo deriva del griego “prodrmow”, que significa predecesor a un evento. Se refiere a los signos y síntomas que preceden a los síntomas del parto. Pero, ¿cuánto duran realmente?

Los pródromos de parto son aquellos signos que nos anuncian que el momento del parto se aproxima. Varían dependiendo de cada mujer, en algunas pueden tener lugar un par de semanas antes mientras que en otra apenas unas horas previas al nacimiento del bebé.

Los pródromos de parto
Foto: Istock

En este periodo encontramos las llamadas falsas contracciones de Braxton Hicks, que no son contracciones de parto como tal, sino que son las que entrenan al músculo uterino durante días incluso, en ocasiones, semanas.

Las contracciones que encontramos en los pródromos, pueden ser molestas, irregulares, a diferencia de las de parto que son rítmicas, progresivas e intensas.

Estas contracciones se sienten normalmente en la zona inferior del abdomen, a veces se irradia hacia la ingle. Dura unos 15-20 segundos y desaparecen cuando nos relajamos, descansamos o simplemente cambiamos de posición. En las contracciones verdaderas o de parto, no cesarían con el reposo o cambio de postura, sino que seguirían su curso volviéndose cada vez más intensas y regulares.

Estos pródromos los solemos notar en las últimas semanas de gestación y tienes que tener en cuenta que no son contracciones de parto que tengas que ir corriendo al hospital. La duración de esta fase es también muy variable, desde unas horas a varios días.

Son una serie de signos y síntomas que cada mujer percibe de forma muy diferente. Hay mujeres que ni siquiera los notan y otras que pasan una fase latente muy larga y molesta.

Además de las contracciones, los pródromos implican otros síntomas como la pérdida del tapón mucoso (no siempre llegamos a visualizarlo y no es síntoma de tener que ir al hospital ni de parto inminente), el ablandamiento del cuello uterino (sólo podemos saberlo mediante una exploración), el descenso del abdomen aliviando la zona del estómago y en algunas mujeres mayor sensibilidad emocional por el momento que se aproxima.

¿Qué puede suceder en esta etapa?

Síntomas de los pródromos de parto
Foto: Istock
  • Contracciones uterinas, normalmente irregulares, que pueden ceder en reposo, y que frecuentemente se inician por la noche y ceden por la mañana si no llegan a ser contracciones regulares que desencadenan el parto.
  • Dolores en la pelvis: esto se debe a que los 2-3 días previos al desencadenamiento del parto aumenta el nivel de relaxina, que favorece la movilidad de los huesos que la conforman.
  • Expulsión del tapón mucoso del cuello del útero y/o aumento del flujo vaginal (si tienes dudas de si es flujo vaginal o podrías haber roto la bolsa es recomendable acudir a urgencias para descartar una fisura de la bolsa).
  • Descomposición.
  • Cambios conductuales, como inquietud por ver cercano el momento del parto, necesidad de acabar los últimos preparativos para la llegada del bebé... (Síndrome del nido).

Los pródromos de parto pueden durar horas, días, e incluso en ocasiones semanas, y cuando este proceso se alarga puede ser desesperante, e incluso, ser signo de que algo no está sucediendo como debería.

¿Qué hacemos?

Si las contracciones permiten el descanso es muy importante coger fuerzas y estar bien hidratadas y nutridas para que cuando llegue el parto tengamos energías.
Es importante respirar correctamente, hinchando los pulmones y soltando el aire muy despacio. Y muy fundamental hacer comidas ligeras de fácil digestión

De esta forma, se recupera el cuerpo y se recarga de energía. Dentro de poco el trabajo de parto se convertirá en un patrón más regular. Al no ser un dolor constante, se tolera mejor.

¿Qué no sería normal?

No es normal tener contracciones regulares, frecuentes y muy intensas durante varios días, día y noche sin descanso, y que vayamos al hospital para valoración y no estemos de parto y la dilatación no avance. Cuando esto sucede, frecuentemente es por una malposición del bebé intraútero.

Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo