Ser Padres

Crema hidratante para la cara, ¿cuándo se puede empezar a utilizar?

Los expertos coinciden en afirmar que no hay inconvenientes para aplicarla en el rostro de los más pequeños, pero sí ponen el foco en la importancia de elegir el producto adecuado para la salud.

Es habitual que cuidemos la piel de nuestros bebés con cremas hidratantes específicas para ellos con las que solemos masajear su piel para completar la rutina después del baño. Con ella repasamos sus piernas, sus brazos, también su torso y su espalda, incluso el cuello. Pero, ¿y la cara, desde cuándo se debe utilizar crema hidratante en esta parte del cuerpo?
“Realmente deberíamos usar crema hidratante durante toda nuestra vida, desde que nacemos”, responde Estefanía Ferrer, ingeniera química y fundadora de LICO Cosmetics. “A los bebés se les aplica crema hidratante para evitar enrojecimientos e irritaciones; mientras que el aporte de hidratación para jóvenes y adultos es idóneo para mantener la piel elástica”, añade para desarrollar su argumento inicial.
Esta afirmación de Ferrer coincide, en general, con la opinión de los expertos médicos y fabricantes de productos cosméticos infantiles. Los primeros no ven inconveniente en utilizar crema hidratante en el rostro de un bebé. Eso sí, puntualizan en un factor: que sea necesario. “No es necesario aplicar crema hidratante a una piel sana. Pero cuando está irritada o reseca, si usamos una adecuada puede ayudar a la piel a regenerarse y recuperar su equilibrio”, indica el pediatra Jesús Garrido.

El producto adecuado

No es tan importante desde qué edad se puede usar crema hidratante para la cara como el hecho de escoger un producto apropiado. “Es mejor evitar aquellos componentes que suponen un riesgo no aportando nada o siendo sustituibles por opciones más seguras”, advierte Garrido. “En general lo principal a evitar son las texturas untuosas que se consiguen, sobre todo, con hidratantes con base oleosa. Hay que evitar aceites en las formulaciones”, añade Estefanía Ferrer.
Para el doctor, son discutibles sustancias como los parabenos, que se usan como conservantes de las cremas hidratantes; y los perfumes alergénicos, ingredientes que se utilizan para perfumar las cremas por el simple hecho de que generan un olor agradable y pueden desencadenar una reacción alérgica.
En cambio, cita como sustancias beneficiosas los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6; la vitamina E, que reduce la oxidación de la piel; e ingredientes naturales como la camomila, el aloe vera y la caléndula. Es habitual encontrarlas en la composición de algunas cremas hidratantes para el rostro aptas para niños.

Cómo cuidar la piel en la adolescencia

La pielse termina de formar hacia los 6 años de edad, sufre un período delicado en la adolescencia por la secreción excesiva de sebo, por lo que es recomendable informar a nuestros hijos en esta edad de la importancia que tiene para su piel la rutina de cuidados con productos adecuados. En este sentido, Estefanía Ferrer apunta que “Un error muy común en esta etapa es no usar nada de crema hidratante y tender al uso de limpiadores muy agresivos”.
Para fundadora de LICO Cosmetics, “Esto puede ser contraproducente ya que la piel hará un trabajo mayor de secreción de sebo para mantenerla hidratada, llegando a encontrarse irritada y enrojecida”, de ahí que recomiende utilizar en la adolescencia cremas oil free -libres de aceites-, “que aportan la dosis justa de hidratación que requieren estas pieles”, indica Ferrer.
Junto a estas cremas, recomienda la ingeniera química, “es utilizar una limpiadora suave que contenga ácido salicílico y un tónico facial con niaminacida -es una forma de vitamina B3-”. Con el primero, el poro se mantiene limpio ya que “tiene acción antibacteriana y evita la secreción de sebo”, explica Estefanía Ferrer, que también considera fundamental la labor de la niaminacida para mejorar el aspecto de la piel evitando las manchas y acné.

Periodista y mamá de dos niñas con las que aprendo cada día. ¿Conoces esa frase que dice “nada te prepara para ser madre pero ser madre te prepara para lo que sea”? Real como la vida misma.

tracking