La realidad supera la ficción

La historia de los primos genéticamente idénticos de padres y madres gemelas

Jeff y Jax son dos bebés nacidos de los matrimonios formados por Brittany y Briana, dos hermanas gemelas idénticas cuyos maridos son otros dos hermanos gemelos idénticos.

Hay historias reales que son dignas de una película de Hollywood. La de Jeff y Jax, dos primeros hermanos de un año de edad, es casi de sobremesa de fin de semana aunque sin la parte fea de los telefilms y con un banco que hace difícil dormir la siesta. A ver si somos capaces de explicarte el caso excepcional de estos dos primos que al mismo tiempo son hermanos genéticos.

Los padres de estos dos niños son hermanos gemelos idénticos. Pero es que también lo son sus madres. Es decir, una pareja de hermanos gemelos idénticos y una pareja de hermanas gemelas idénticas casadas entre sí han tenido a la vez un niño cada una. Los niños, por lo tanto, son primos hermanos, pero dado que los gemelos son idénticos, como es el caso, tienen el mismo ADN, el parecido de los dos pequeños y su ADN es de hermanos, no de primos. La historia es, que sepamos, única en el mundo, y lo bueno es que puedes comprobarla en una cuenta de Instagram donde las dos familias cuentan su historia. ¡Hasta viven en la misma casa!

Brittany y Briana, dos hermanas gemelas idénticas, conocieron en un festival en 2017 a dos hermanos gemelos idénticos, Jeremy y Joshua Salyers. Un año más tarde de empezar a salir juntas, en el 2018, las dos parejas se casaron. Poco después, cuando ya empezaba su historia a ser popular a nivel local, contaron en la televisión australiana que intentarán quedarse embarazadas al mismo tiempo. Y lo hicieron. Por eso sus respectivos hijos, Jeff y Jax, tienen una edad muy similar, lo cual hace que el parecido sea todavía mayor. Parecen hermanos gemelos. 

En realidad lo son en cierto modo porque los gemelos idénticos comparten exactamente el mismo material genético. Son concebidos a partir del mismo óvulo y espermatozoide. Es el caso de los padres y de las madres de estos dos pequeños con una historia personal única en el mundo. Hay cuatro personas, cuatro ADN, pero solo dos diferentes, de ahí que se pueda considerar técnicamente que estos sean “hermanos genéticos”, el término con el que las dos familias se refieren en las redes sociales a sus hijos.

Hermano genéticos

No es extraño que su historia, y más después del nacimiento de los niños y comprobando su parecido en las fotos que publican en las redes sociales, se haya hecho viral en todo el mundo. Ellos parecen encantados con que así sea porque incluso se visten exactamente igual y llevan hasta el peinado idéntico (todos, los seis, entre iguales), de tal manera que son dos fotocopias familiares. Ver sus fotos es como ponerse frente al espejo con la diferencia de que en este caso el espejo no es tal. No hay reflejo, son dos familias de tres miembros calcadas.  

Solo estamos en febrero pero será difícil que una historia viral supere en originalidad y peculiaridad a la de Jeff, Jax y sus respectivos papás y mamás. Al menos una historia con niños de por medio.

Continúa leyendo