Elegir colegio

Colegios bilingües, ¿una buena opción?

Dominar un segundo idioma es vital para su futuro profesional. Y qué mejor que lo hagan desde pequeños. Esta es la idea de los colegios bilingües, pero ¿son siempre positivos para el desarrollo del niño?

Cómo saber si es un buen colegio bilingüe

Cuando los niños son pequeños, su cerebro está preparado para absorber y memorizar una nueva lengua y las cuerdas vocales, aún en formación, son capaces de aprender diferente fonéticas y pronunciaciones. Por eso, a partir de los tres años, muchos son los padres que llevan a sus hijos a un colegio bilingüe.

La oferta actual de colegios bilingües

En el sistema público hemos visto crecer la oferta en los últimos años. Escuelas que antes no lo eran, se han convertido en centros bilingües donde, según la normativa, se imparten en inglés entre el 30% y el 50% de las horas lectivas. Por lo general, es la asignatura de Cocimiento del Medio la que se da íntegra en el idioma británico (con los libros y tareas en inglés), junto con otras “secundarias”, como Educación Física o Educación Plástica. Son los propios maestros del centro los que, tras un proceso más o menos eficaz de reciclaje idiomático, se ocupan de dar los contenidos en inglés. Los profesores nativos, jóvenes contratados por el centro, actúan como auxiliares de conversación, con el objetivo de que el niño se familiarice con la forma de pronunciar el idioma. Existen otros centros en los que el inglés lo dan solo nativos. Son los que están adscritos al programa del British Council.

A tener en cuenta a la hora de elegir un colegio bilingüe

  • Algunos centros ofrecen el programa bilingüe desde infantil y otros lo han ido incorporando de forma paulatina a partir de algún curso de primaria. En este sentido, puede surgir un problema cuando llegan alumnos nuevos de un centro no bilingüe y se encuentran con que no tienen el mismo nivel que el resto del grupo. En muchas ocasiones, la adaptación se lleva a cabo sin problemas, dependiendo del niño y del sistema de apoyo en el cole y en casa. Sin embargo, a veces, ocurre lo contrario: el niño no se adapta, se agobia y no aprende ni la asignatura, ni el idioma.
  • Por otra parte, los expertos advierten que empezar la vida académica con asignaturas en dos lenguas diferentes puede ralentizar el desarrollo del niño, pero solo al principio y de forma momentánea. Conviene tenerlo en cuenta, para no asustarnos si vemos que nuestro hijo no habla o escribe tan pronto como otros niños que van a un cole no bilingüe.
  • También es importante la labor de refuerzo que los padres deberían hacer desde casa, potenciando la práctica del segundo idioma con libros, juegos, películas, viajes a algún país donde se hable esa lengua…

Pros y contras de llevar al niño a un colegio bilingüe

  • En muchos casos, el sistema funciona con éxito y, para muchos padres que han vivido la transformación de su colegio en un centro bilingüe, ha sido una experiencia más que positiva.
  • En la otra cara de la moneda, Paco Ruiz, profesor de inglés con quince años de experiencia, nos confiesa que fue uno de los primeros en defender la idea de bilingüismo en la escuela pública en sus comienzos. Pero hoy, después de haber visto cómo funciona, su muestra mucho más escéptico. “Depende mucho del centro y de cómo gestionen el proyecto. Sobre todo, es importante que el profesorado esté implicado. Pero no siempre es así”. A cambio de este refuerzo en el otro idioma, expertos como Paco advierten que se resiente el nivel en las asignaturas en español. Otra pega es que “los maestros españoles no suelen estar bien preparados para enseñar el idioma de forma correcta. Además, la administración ha hecho recortes y ya no existe tanta dotación económica para su formación, como había al principio”.

 

Más información: www.educateca.com

Buscador de colegios con consejos prácticos: www.todoeduca.com

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: bilingüe

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS