Ser Padres

¿Qué es la leche maternizada?

Es un término ilegal para todos los fabricantes de leches industriales infantiles, que no pueden referirse a ellas con este adjetivo con el que sí lo hacen a veces los medios de comunicación e incluso la gente en el lenguaje coloquial porque, como te vamos a explicar a continuación, no existe.

Autor: Rubén García
Como si no creara suficiente confusión a los padres de niños recién nacidos y futuros padres los distintos tipos de leches infantiles industriales que existen en el mercado como alternativa a la leche materna, los medios de comunicación han divulgado un término inexacto para referirse a ellas que ha añadido todavía más dudas al respecto en la opinión pública. El concepto es el de leche maternizada, y te vamos a explicar qué es para que puedas dejar de darle vueltas.
Como leche maternizada, en general, se refiere quien lo utiliza a todas las leches de fórmula infantiles, creadas a partir de una modificación industrial de la leche de vaca de manera que se adapte a las necesidades nutricionales del bebé. Pero este es un concepto que no pueden utilizar los fabricantes para anunciar este tipo de productos, ya que llevaría a engaño de los padres al referirse a algo que no es del todo cierto, ya que no es una leche que comparta las propiedades de la leche de mujer. La ley, en concreto el Real Decreto 867/2008, es muy clara, e incluso hace referencia expresa al concepto que nos ocupa: "El etiquetado deberá estar diseñado de forma que proporcione la información necesaria sobre el uso adecuado de los productos y no disuadirá la lactancia materna, quedando prohibida la utilización de los términos 'humanizado', 'maternizado', 'adaptado' u otros similares".
Además, como te explicamos en este tema en el que hablamos sobre la leche de continuación, dentro de las leches de fórmula existen diferentes tipos, por lo que englobar a todas ellas dentro del mismo concepto de leche maternizada también sería inexacto y confuso. Hay leches infantiles recomendadas para niños de cero a seis meses; es decir, son el producto exclusivo de su dieta en caso de que no tomen leche materna, y también se venden leches de continuación.

Evita confusiones

En este último caso, las que generalmente se etiquetan como tipo 2 son productos fabricados para niños entre seis y doce meses, etapa en la que todavía no pueden tomar leche de vaca, y hay fabricantes que también comercializan otro producto diferenciado de este habitualmente por el número, tipo 3, que suelen recomendarse desde los 12 a los 36 meses, si bien se debe consultar al pediatra si es preferible proporcionarle esta leche al bebé o directamente hacer la transición a la leche de vaca. Y además de estas, también se venden leches especialmente modificadas para casos concretos, como el de los bebés intolerantes a la lactosa.
En cualquier caso, lo que no se debe hacer es referirse a todas estas leches industriales como leches maternizadas, término que no deja de ser otra cosa que leche industrial, de fórmula. Ojalá hayamos podido resolver tu duda al respecto con esta aclaración.
tracking