Ser Padres

Melocotón en almíbar para bebés: ¿pueden tomarlo o es perjudicial?

Hasta los seis meses de edad, el mejor alimento que puede recibir un bebé es la leche materna, pero a partir de entonces, también deberá ir introduciendo la alimentación complementaria. Si es el caso de tu pequeño y te preguntas si el melocotón en almíbar es la mejor opción, ten en cuenta estas cuestiones sobre cómo introducir las frutas en su dieta.

Que los niños sigan una buena alimentación durante sus primeros años de vida es algo fundamental para su correcto crecimiento y desarrollo. Por eso es tan importante que tengamos en cuenta su dieta desde el primer momento. Si el peque está introduciendo progresivamente nuevos alimentos y tienes algunas dudas, veamos algunos consejos sobre alimentación complementaria y, en especial, sobre las frutas. ¿Es saludable el melocotón en almíbar para los bebés?
La alimentación complementaria comienza a realizarse a partir de los seis meses de edad en aquellos bebés que se han alimentado con leche materna, y entre los cuatro y los seis, en aquellos que han hecho lactancia mixta. Lo que está claro es que debe ser un proceso gradual que debe ir observándose. Desde el momento en que los bebés empiezan a incluir en su dieta nuevas comidas, y más o menos hasta los dos años de edad, será una etapa en la que diversificarán sus texturas y sabores.

Introducción de las frutas

En cuanto a las frutas, se trata de un grupo de alimentos esencial para los más pequeños y de lo más beneficioso para su salud por todos los nutrientes que puede aportarles.
Normalmente, y tal y como recomienda la Asociación Española de Pediatría (AEP), las frutas junto a las hortalizas, los cereales, la carne de pollo, el aceite de oliva, el pescado y las legumbres deben empezar a introducirse a partir de los seis meses de edad. Se espera hasta este momento porque una introducción prevoz (antes del cuarto mes) podría conllevar riesgos como que el pequeño se atragante o tenga alguna infección en el tracto respiratorio, entre otros. De hecho, tampoco es aconsejable retrasar la introducción más allá del séptimo mes, lo más recomendable es hacerlo a partir del sexto.

¿Qué ocurre con el melocotón en almíbar?

Fuente: iStock

melocotonFuente: iStock

Con respecto al melocotón en almíbar, debemos considerar dos factores. Primero, que la fruta en sí es una de las más alergénicas (como el albaricoque, o los frutos rojos). No obstante, aunque hace años se recomendaba retrasar la introducción de estas frutas para evitar el desarrollo de alergias, no se ha demostrado que sea así. Incluso, hay algunos estudios que aseguran que exponer a los niños antes a estos alimentos podría reducir las posibilidades de que desarrollen una alergia en el futuro.
Sin embargo, ahora mismo no hay evidencia clara, y por eso lo mejor es seguir la recomendación: introducir progresivamente los alimentos a partir del sexto mes y de uno en uno. Y en el caso de las frutas, darles toda la variedad posible ya que no hay unas mejores o peores para empezar.
Eso sí, en cuanto al segundo factor, “al almíbar”. Hay que pensar que la mejor opción para obtener el mayor beneficio nutricional es ofreciendo la fruta entera y de manera natural. Por lo tanto, siempre será mejor ofrecer una pieza de fruta que el zumo de la misma, y por supuesto, mucho más aún que un zumo azucarado.
El almíbar es azúcar, por eso, siguiendo las recomendaciones de su consumo, mejor lo evitaremos porque, en el caso de los niños menores de dos años, se aconseja evitar la ingesta de azúcares libres y añadidos. En resumen, introduciremos el melocotón en la dieta del bebé, pero dejaremos la opción azucarada para más adelante y como una alternativa ocasional.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking