Ser Padres

Nueve trucos para calmar el picor de la dermatitis atópica en niños

Sin duda, uno de los síntomas más molestos de las dermatitis es el picor incesante. Y, sin embargo, la solución principal es no rascarse. Algo que los niños no suelen entender. ¿Cómo ayudar a calmar ese picor antes de que sientan ganas de rascarse sin cesar?

Marta Moreno

Si tuviéramos que pensar en enfermedades cutáneas típicas en la infancia, sin duda se nos vendría a la cabeza la dermatitis atópica. La Asociación Española de Pediatría, de hecho, la define como una de las enfermedades de la piel más frecuentes en niños y adolescentes. “Es una alteración de la piel que puede afectar a lactantes, niños y adolescentes y que se caracteriza por descamación, picor y, en ocasiones, enrojecimiento (inflamación)”.

calmar picor dermatitis

calmar picor dermatitis

De acuerdo la misma fuente, esta enfermedad suele cursar en brotes y no se conoce a ciencia cierta la causa de la misma: “Aunque sí se sabe que la herencia juega un papel importante, y procesos bronquiales como asma, muchas veces desencadenados de alergias”.

Y esto puede ser ciertamente agotador para el paciente y para su familia, en caso de que el primero sea un niño y no sepa cómo gestionarlo. No saber cuándo va a aparecer un brote, temer cada vez que tienes estrés por miedo a que aparezca... Es importante contar con diferentes estrategias para calmar sus síntomas.

El picor de la dermatitis: el síntoma más molesto en niños

Aunque las descamaciones y la irritación son síntomas de la dermatitis, no son ni de lejos los más molestos. Esta enfermedad se caracteriza, sobre todo, por el picor insistente y continuo que puede empeorar el cuadro. Algo que, si es molesto en adultos, lo es más en niños, pues no entienden el porqué no pueden rascarse. “Los picores que puede sufrir un niño con dermatitis atópica pueden llegar a ser muy intensos e insoportables, lo que repercute en su carácter y estado de ánimo”, afirma la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP).

De hecho, así lo demuestra un estudio publicado en la revista Current Pediatric Reviews: los niños con dermatitis atópica pueden volverse irritables y tener falta de atención en momento de picores severos. El estudio también encuentra que “a menudo los padres se encuentran con muchos problemas para evitar que se rasquen”, afirma SEICAP.

Y esto, sin duda, también afecta a la calidad de vida de los progenitores, experimentando agotamiento, impotencia y falta de sueño, entre otros.

¿Qué es bueno para la dermatitis atópica en niños?

Antes de nada, conviene explicar que no existe un remedio que cure la dermatitis atópica por completo. “La mayor parte de los pacientes sufren dermatitis de buena evolución, con lesiones que tienden a una desaparición progresiva y que se controlan bien con cuidados y medicación”, argumentan los profesionales de esta afección en la Guía para padres y cuidadores de niños con dermatitis atópica de la SEICAP

Demostrado que el picor es el síntoma más molesto de la dermatitis y que este, de hecho, puede afectar a la vida de los pacientes y de sus familias, queda claro que son muchos los padres que buscan continuamente remedios para calmarlo sin afectar a la delicada piel de los niños y los bebés.

Los médicos aquí son claros: “En algunos casos se necesitan tratamientos con medicamentos con efecto sedante para calmar el picor”, afirma la guía antes referenciada.

Pero, además de este tratamiento, ¿hay algún truco para calmar el picor de la dermatitis? Sí, vamos a explicarlos a continuación:

  • Se recomienda vestir con ropa de algodón amplia (o de cualquier otro material natural, evitando en la medida de lo posible los tejidos industriales)
  • Hidratar mucho la piel con productos naturales que, en la medida de lo posible, también ayuden a calmar el prurito. Como el nuevo bálsamo multiusos de caléndula, de Weleda, hecho con ingredientes BIO 100% naturales que ayudan a aliviar las zonas irritadas mientras previene la pérdida de hidratación (y se puede utilizar también en recién nacidos)
  • Mantener siempre las uñas limpias y cortas para intentar reducir las posibles heridas que se pueden hacer con el rascado
  • Está comprobado que el sudor favorece el picor de la dermatitis, así que otra medida sería intentar evitar actividades que favorezcan su aparición
  • Evitar temperaturas demasiado elevadas al duchar o bañar al niño, porque estas también contribuyen a la aparición de prurito
  • Esas duchas deberán tener condiciones especiales: no durar más de cinco minutos y el agua no deberá superar los 34 grados, así como evitar usar esponjas ni frotar la piel y usar jabones con pH ácido o de avena
  • “En invierno hay que evitar el impacto del frío de la piel usando guantes, bufandas y gorros de fibras naturales”, afirman los profesionales de SEICAP

Remedios naturales para la dermatitis

Además de los anteriores, existen remedios naturales que también pueden calmar el picor de la dermatitis y que están aprobados por la comunidad científica:

  • Gel puro de aloe vera o, incluso, directamente la planta (está demostrado científicamente que ayuda a cicatrizar las heridas)
  • Los baños en agua de avena: tal y como hemos referenciado, la SEICAP asegura que los mejores geles para el picor de la dermatitis son los de avena. Relacionado con esto, se pueden tomar baños con copos de avena en el agua 
tracking