Ser Padres

Abortos espontáneos en mujeres jóvenes: ¿por qué pueden producirse y cómo se pueden tratar de evitar?

¿Puede haber una causa frecuente detrás de los abortos espontáneos naturales? ¿Se pueden tratar de evitar? Aclaramos algunas dudas.

Un aborto espontáneo o aborto natural es cuando se produce la pérdida del embrión o feto por causas naturales o no provocadas intencionalmente. Se suele producir antes de la semana 20 de embarazo. Tal y como explican los expertos de la clínica MARGen de Granada “la mayoría de los abortos espontáneos (naturales) están relacionados con una mala calidad de los óvulos (asociada con una edad avanzada), de los espermatozoides o de ambos”.
¿Significa esto que no se producen abortos en parejas jóvenes sin anomalías aparentes de los óvulos y espermatozoides? No y por eso en estos casos, sobre todo si se producen abortos de manera repetida, hay que buscar otras causas en el organismo materno.

Posibles causas de un aborto espontáneo

Los abortos espontáneos pueden producirse por diversas causas, no hay una única explicación para ello. Desde anomalías morfológicas del útero hasta problemas inmunológicos y desequilibrio de la función de diferentes glándulas endocrinas. Sin embargo, los expertos sí relacionan en altas tasas los abortos en mujeres jóvenes con una producción insuficiente de progesterona, hormona que tiene como misión mantener el útero en un estado funcional y amigable para el embrión.

Así funciona la progesterona

Desde la Clínica MARGen explican que la producción de progesterona al inicio del embarazo se localiza en el cuerpo lúteo que es la estructura resultante de la transformación del folículo después de liberar al óvulo (fase lútea). A partir de la séptima semana, esa producción se desplaza hacia la placenta de manera progresiva hasta que llega el momento en el que es la placenta la principal fuente de progesterona durante el resto del embarazo.
¿Qué pasa si se padece algún problema o trastorno durante la fase lútea? Sucede que puede producirse un aborto a las pocas semanas después de la concepción, a veces incluso antes de que el embarazo sea confirmado mediante ecografía. En estos casos se suele decir que se ha producido un “embarazo bioquímico”, ya que solo es detectable mediante los marcadores bioquímicos (principalmente beta-HCG) en la sangre. Sin embargo, si se produce algún problema cuando la producción de progesterona se desplaza a la placenta, los abortos se producen en embarazos más avanzados. Ambos casos pueden suceder en embarazos naturales, pero son frecuentes después de tratamientos de reproducción asistida que utilizan una estimulación hormonal de los ovarios y la inducción de la ovulación.

¿Se pueden evitar los abortos espontáneos?

Obviamente, como hemos visto, se pueden producir numerosos problemas que desemboquen en un aborto y, como también decíamos, son muchas las causas que pueden provocar un aborto espontáneo, sin embargo, los expertos reflexionan sobre “la necesidad de analizar en mujeres la calidad de la fase lútea y detectar un eventual retraso del desplazamiento lúteo placentario para tomar medidas adecuadas”.
En esta línea, se está trabajando para tratar de unificar resultados, datos y opiniones sobre los mecanismos que intervienen en una producción deficiente de progesterona en cualquier etapa del embarazo y sobre métodos diagnósticos y terapéuticos, de hecho, la revista Reproductive Medicine publicará próximamente un número sobre ello coordinado por el doctor Jan Tesarik, director de la clínica MARGen.

Analizar es clave antes de iniciar tratamientos de reproducción asistida

El doctor Jan Tesarik y la doctora Raquel Mendoza Tesarik, ambos directores de la clínica MARGen de Granada, sostienen que “la propensión de cada mujer a sufrir problemas de este tipo se puede predecir. Es preciso analizar minuciosamente el historial clínico personal y familiar, así que los resultados del examen ecográfico y de los análisis hormonales de cada paciente. A partir de allí podemos identificar las mujeres en riesgo antes de iniciar su preparación para diferentes tratamientos de reproducción asistida y elegir el seguimiento adecuado durante el embarazo”.

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

tracking