Ser Padres

Acantosis Nigricans en niños: qué es, causas, síntomas y cómo tratarla

A diferencia de lo que suele pensarse habitualmente, la acantosis nigricans no es una enfermedad, sino un síntoma de una enfermedad subyacente. Suele ser común en casos de sobrepeso y obesidad, y en algunos casos podría ser una señal de prediabetes.

La acantosis nigricans consiste en un trastorno de la pigmentación de la piel, que se considera bastante común, lo que significa que tiende a afectar a muchas personas, entre ellas niños. Uno de los síntomas más comunes son las manchas oscuras que se forman en la piel, que se caracterizan por tener una textura aterciopelada y espesa. Luego, las áreas afectadas de la piel pueden picar y / o causar dolor.
Este tipo de parches pueden formarse principalmente en los pliegues de la piel, así como en otras áreas del cuerpo, como por ejemplo podría ser el caso del cuello, ingle, axilas, codos, rodillas, labios, nudillos, palmas de las manos y plantas de los pies.

¿Qué es y en qué consiste la acantosis nigricans?

Consiste en una afección que origina la aparición de parches o rayas en la piel de color oscuro, que se caracterizan a su vez por ser secas. Generalmente se forman en determinadas zonas donde se producen pliegues de la piel, como en las axilas y la ingle, aunque tiende a ser más habitual en el área del cuello.
Se trata, de hecho, en una afección de la piel muy común en personas con sobrepeso y obesidad, incluyendo los niños, y podría ser una señal de advertencia de una afección médica subyacente.
De hecho, la acantosis nigricans podría ser un síntoma de un problema de salud más grave, como la prediabetes, una condición en la que se tiene un nivel de azúcar en sangre más alto de lo normal, pero -por el momento- no es lo suficientemente alto como para diagnosticarse diabetes. No obstante, cuando no es debidamente tratada, puede acabar en diabetes tipo 2, accidente cerebrovascular o enfermedad cardíaca.
La Asociación Estadounidense de Diabetes, por ejemplo, considera que esta condición es uno de los indicadores más probables de resistencia a la insulina y diabetes mellitus en los niños, especialmente cuando comienzan la pubertad.

Síntomas de la acantosis nigricans en niños

Se sabe que los niños que desarrollan acantosis nigricans suelen presentar un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro, por lo que es aconsejable encontrar un tratamiento médico adecuado antes de su aparición, especialmente si el pequeño tiene sobrepeso u obesidad.
Aunque puede llegar a causar síntomas evidentes, en la mayoría de las ocasiones, sobre todo al principio, suelen ser más bien sutiles, de manera que a menudo pasan desapercibidos. No obstante, existen una serie de indicadores que pueden ayudar a identificarlo en los niños:
  • Hiperpigmentación (oscurecimiento simétrico) y hiperqueratosis (engrosamiento) de la piel.
  • La piel situada alrededor de estas áreas con parches puede verse oscuras y sentirse ásperas al tacto.
  • En las zonas afectadas suelen surgir rayas de líneas de color negro oscuro, así como tener una textura aterciopelada y rugosa.
  • El dolor no es común, pero en ocasiones podría causar picazón.

¿Cuáles son las causas de la acantosis nigricans?

Foto: Istock

Principales causas de la acantosis nigricansFoto: Istock

Los diferentes parches cutáneos tan característicos en la acantosis nigricans tienden a ocurrir cuando las diferentes células epidérmicas de la piel empiezan a reproducirse muy rápidamente, lo que suele producirse en la mayoría de las ocasiones por niveles elevados de insulina en la sangre.
No obstante, en casos raros también podría deberse al consumo de algunos medicamentos, cáncer u otras afecciones o trastornos médicos. A continuación, te indicamos algunas de las causas más comunes:
  • Nivel alto de insulina en sangre. Se trata de uno de los desencadenantes más frecuentes. Cada vez que comemos, nuestro cuerpo convierte los carbohidratos en moléculas de azúcar, como por ejemplo es el caso de la glucosa. Parte de ella se utiliza con la finalidad de generar energía en las células, mientras que el resto tiende a almacenarse. La insulina, una hormona, permite que la glucosa entre en las células para que estas puedan utilizarla como energía. Sin embargo, las personas con sobrepeso suelen desarrollar resistencia a la insulina, especialmente con el paso del tiempo, de manera que, aunque el páncreas es capaz de producirla, el cuerpo no puede usarla de forma correcta, lo que origina una acumulación de glucosa en la sangre. Este exceso de insulina puede hacer que las células cutáneas normales se reproduzcan a un ritmo más elevado.
  • Consumo de determinados medicamentos. Se sabe que la acantosis nigricans podría desencadenarse por el consumo de determinados medicamentos, como fármacos para la tiroides, hormonas de crecimiento humano o píldoras anticonceptivas. Todos estos medicamentos podrían provocar cambios en el nivel de la insulina.
  • Otras causas. En casos considerados como raros, la acantosis nigricans también podría ser causada por niveles bajos de hormonas tiroideas, trastornos de las glándulas suprarrenales, trastornos relacionados con la glándula pituitaria o dosis elevadas de niacina.
La acantosis nigricans unilateral podría ocurrir en un niño con antecedentes familiares de acantosis nigricans, por lo que existen distintos factores hereditarios que podrían influir. En estos casos, este tipo de condición no está relacionado con la existencia de un trastorno endocrino subyacente.

Tratamiento de la acantosis nigricans

Debemos tener en cuenta que la acantosis nigricans no es una enfermedad ni ningún tipo de afección o patología. Se trata básicamente de un síntoma de otra afección que en ocasiones sí podría requerir atención médica, por lo que el objetivo principal del tratamiento es abordar aquel trastorno que pueda estarlo causando.
En el caso del sobrepeso, por ejemplo, es conveniente bajar de peso. Mientras que si se trata de prediabetes, es posible que el pediatra del niño pueda recetar fármacos para ayudar a controlar el nivel de glucosa en la sangre.

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking