Hábitos saludables

5 Cereales sin azúcares añadidos para los desayunos de los peques

Si queréis mejorar en casa la calidad de vuestros desayunos desde un punto de vista saludable, no basta con pasarse a los corn flakes de toda la vida porque estos también tienen edulcorantes en su composición.

Niña tomando cereales (Foto: iStock)
Niña tomando cereales (Foto: iStock)

El mundo de los cereales es como uno de esos laberintos con múltiples trampas en los que cuesta muchísimo encontrar la única salida. Le llamamos a todo por el mismo nombre, pero en realidad no todos los cereales industriales son iguales.

De la primera trampa cada vez escapan más personas con éxito. Y es importante referirnos al concepto personas y no solo niños porque evitar la ingesta de cereales de chocolate, miel o clásicos con azúcar, por citar tres ejemplos conocidos por todos, es un gran paso adelante muy recomendable para mejorar los hábitos alimentarios. Al fin y al cabo, el desayuno es la comida cuyo esquema más se repite, y por lo tanto, si a tu hijo le gustan los cereales de chocolate, probablemente los tomará casi todos los días. Si se los quita, el impacto en su dieta es sobresaliente. 

Pero no con escapar de esta primera gran trampa sin salida escapa uno del laberinto de los cereales cuando quiere que en casa se coman cereales de verdad, saludables, sin azúcar añadido. ¿Por qué? Porque todavía mucha gente cree que los copos de maíz de toda la vida, integrales o no, son saludables. Y no, no lo son. Sí en caso de que se comparen con cualquiera de los productos que forman parte de la primera categoría repasada, pero no se puede hablar de composición saludable porque, entre otras cosas, siguen teniendo mucho azúcar. 

En cambio, si sois capaces de seguir remando a contracorriente por el mar de los cereales industriales, sí que encontraréis la salida al laberinto. Y esto es posible porque los supermercados físicos y digitales por fin venden algunos productos industriales que no tienen azúcares añadidos, ni tampoco otros ingredientes poco recomendables que a veces se mezclan con los cereales. Cuesta encontrarlos porque la proporción es irrisoria, pero los hay. Y estos cinco productos son la prueba de ello.  

Copos de avena

De los pocos cereales a los que no se les añade nada de nada son los copos de avena, cuyo sabor gusta cada vez más a medida que aprende a combinarlas y tratarlos. En porridge y con yogur es la mejor forma, y sobre todo van fenomenal con todo tipo de frutas, por lo que son la excusa perfecta para que el niño no solo tomé cereales saludables, sino que todo su desayuno lo sea.

Cereales de espelta crujientes

Copos de espelta de Mercadona
Copos de espelta de Mercadona

En Mercadona, supermercado que todos tenemos bastante cerca de casa, se venden unos cereales de espelta de origen alemán que lo tienen todo: color, sabor, crujiente, y nada de azúcar. Son de espelta, un tipo de trigo integral saludable, en el casi 100% de su composición. 

Copos de maíz

Cada vez son más las productoras de cereales industriales que han puesto en el mercado cereales de maíz  como los de toda la vida pero con una fórmula infinitamente más saludable ya que no llevan azúcar. Es el caso de los que vende la marca española Esgir. 98,7% maíz y están disponibles en supermercados como AhorraMás o El Corte Inglés, de fácil acceso.

Copos de centeno inflados

Los copos de cereales inflados son una de las alternativas más saludables que existen dentro de la rama de los cereales para desayunos y meriendas porque son 100% el cereal en su composición. Nada más. Hay arroz, la mencionada avena, pero nuestros favoritos son los de centeno ya que tiene un sabor intenso y muy especial. Solo tienen un pero, no son crujientes, así que en leche no funcionan muy bien. Pero son, por ejemplo, un acompañamiento perfecto de un yogur en cualquier momento del día. En Biosano hay un ejemplo.

Granola

Granola de Kellog's
Granola de Kellog's

En los últimos años se han puesto de moda la granola, mix de cereales diferentes con frutos secos y a veces fruta deshidratada, chocolate u otros ingredientes complementarios. Al principio se asociaron a la comida healthy pero la realidad es que tienen muchísimo azúcar. Por eso, si os gustan este tipo de productos, podéis prepararlo vosotros mismos en casa o buscar alternativas sin edulcorantes añadidos, como es el caso de la granola de Kellogg’s, una mezcla de avena, cebada, centeno, frutos secos y coco entre otros ingredientes naturales. 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo