La noche de Halloween en familia

Ideas para celebrar Halloween con niños

Llega la noche de Halloween, una de las fiestas que más disfrutan nuestros hijos, y toca pensar cómo vamos a celebrarlo. Hay muchas alternativas: una fiesta en casa, salir fuera, una cena especial… ¿Cómo lo vas a celebrar tú?

Hay un montón de cosas que se pueden hacer para celebrar Halloween en familia, no debemos olvidarnos de que suele ser una de las fiestas favoritas de los pequeños de la casa. Pero, ¿cómo celebrarlo para que sea memorable?

 


 

 

 

 

Disfraces para los niños

Lo primero que debemos hacer es pensar en el disfraz. ¿Queremos disfrazarnos toda la familia o preferimos hacerlo cada uno por su lado? ¿Solo se disfrazarán los niños? Si tenemos varios hijos, ¿será un disfraz conjunto? Lo mejor es pensar con tiempo el o los disfraces, ya que según sea el personaje del que vayamos a disfrazar a los niños necesitaremos más o menos tiempo.

Podemos optar por comprar los disfraces en una tienda física o en alguna de las muchas tiendas online que disponen de material de fiesta. Aunque muchos padres deciden hacer los disfraces en casa y así adaptar la idea que han tenido a las necesidades y materiales de cada niño.

Hay muchas opciones a la hora de elegir el disfraz para el niño, pero debemos recordar que Halloween es la fiesta de terror por antonomasia, por eso los disfraces más recurrentes son los de esqueletos, fantasmas, piratas, brujos, murciélagos, gatos negros, vampiros y zombies

Sin embargo, hay disfraces que siempre llegan pisando fuerte según las modas de ese año. Por ejemplo, seguro que este Halloween triunfarán trajes como el de Maléfica, una de las famosas madrastras de Disney, o los que ya son todo un clásico, como los personajes de Frozen

Dónde celebrar la fiesta

Si no queremos complicarnos demasiado podemos optar por hacer un plan fuera de casa. Muchos restaurantes, museos y salas infantiles tienen fiestas temáticas para la noche de los espíritus y los muertos vivientes; y en ellas siempre se conocen a muchas familias con hijos de edades similares, lo que es un plan genial si queremos que los niños socialicen fuera de su círculo  habitual.

Otra opción es celebrarla con amigos y familia en casa. Para eso debemos tener varias cosas en cuenta como la comida y la decoración con las que lograremos la atmósfera de Halloween característica de esta noche.

En este enlace encontraréis muchas ideas para decoración casera de Hallowee donde aprender a hacer serpientes, fantasmas, guirnaldas… Si las manualidades no son lo nuestro o si, aunque queramos una noche especial, no tenemos tiempo para preparar una casa tenebrosa entonces podemos optar por comprar lo necesario en algún gran almacén. 

Comida para la fiesta de Halloween

En cuanto a la comida, tenemos muchas opciones con las que jugar: el ketchup siempre será un aliado a la hora de crear sangre, el hojaldre para crear momias con tiras y las salchichas para cocinar dedos

Una idea muy fácil, pero genial, es rellenar guantes de látex con agua y colorante y congelarlos. Una vez hechas hielo, estas fantasmagóricas manos servirán para enfriar zumos o pócimas que ideemos.

Los huevos hervidos en agua con colorante verde o azul dejan la clara con un color putrefacto pero con el mismo sabor de siempre. Con ellos podremos crear ojos si los cortamos a la mitad y añadimos la pupila con un trozo de aceituna negra.

Las gulas parecen gusanos, así que ¿por qué no crear nidos de gusanos con este alimento y pequeñas tartaletas?

Si queréis más ideas podéis encontrarlas en esta galería de comida original y tenebrosa

Juegos de Halloween

Los juegos son fundamentales en cualquier fiesta, y en ésta no iba a ser diferente. Por eso, un ejemplo que seguro que triunfa entre los más pequeños es organizar carreras de momias de una manera sencilla: envolveremos a los niños como momias con papel higiénico y pondremos una línea de meta a la que tendrán que llegar a saltos ya que el papel les impedirá correr o andar con normalidad ¡terriblemente divertido!

Podemos también organizar un puzzle esquelético. ¿Cómo se hace? Recortamos en cartulina blanca los diferentes huesos del cuerpo humano: brazos, cabeza, caja torácica, fémur… y en una cartulina grande negra (o un mantel negro) pintaremos con tiza la silueta de un hombre. Los niños tendrán que componer el esqueleto con las diferentes cartulinas blancas (huesos) sobre el fondo negro. Divertido y, además, educativo.

Otro juego genial es ‘La trampa de la araña’. ¿Qué necesitamos para esta actividad? Necesitamos cordón blanco, de lana o de otro material resistente, y poco más. Iremos formando una red similar a una tela de araña por el suelo, pasando y atándolo a sillas, patas de mesa, muebles, sofás… Así crearemos una especie de laberinto con huecos en donde colocaremos diferentes objetos. Los niños tendrán que pasar entre los hilos para conseguir los tesoros y llegar al final de la habitación.

Lo importante al final es celebrar esta divertida fiesta de Halloween en compañía de los tuyos¡Coge más ideas aquí!

Continúa leyendo