Yoga con niños

Posturas de yoga para niños: saludo al sol

Nos colamos en una clase de yoga con niños impartida por Jennifer Romero de Espacio Físico. Comenzamos con uno de los ejercicios de yoga para hacer con niños más sencillo. ¿Os animáis?

Una disciplina que ayuda a padres y niños a fortalecer sus vínculos de afecto y confianza es el yoga. Muchos padres que practican yoga desean transmitir a sus hijos esos valores que ellos mismos están aprendiendo con su práctica, pero sin embargo, en la mayoría de las ocasiones es difícil encontrar tiempo para hacerlo o un centro que imparta este tipo de clases tan especializadas.

Sin embargo en el centro de salud y belleza Espacio Físico (Avda. del Mediterráneo, 9 Madrid) imparten clases de yoga exclusivamente para niños. Tanto si los padres practicáis o no yoga, todos queremos que nuestros hijos aprendan a escucharse, a concentrarse y a divertirse, y esta disciplina es perfecta. Se trata de un entrenamiento suave que permite desarrollar el autoconocimiento y la concentración, además de otras habilidades útiles para tu hijo. El yoga no tiene edad, y por ello te damos unas buenas razones para que pruebes esta actividad en casa con los más pequeños.

Cómo hacer la postura de saludo al sol con niños

Desde los 3 ó 4 años de edad ya es un buen momento para iniciar a tus hijos en el yoga. Es una actividad que requiere silencio y concentración, por lo que puede que al principio los niños necesiten motivarse con alguna canción.

Esta secuencia divertida de movimientos para niños inspirados en el saludo al sol de yoga ¡os encantará practicarla en casa! Son una serie de posturas que sirven como calentamiento para una sesión de yoga. Ayuda a mantenerse en forma, estirar todo el cuerpo y puede resultar muy divertido (especialmente cuando se realiza a gran velocidad), el saludo al sol para los niños es una buena forma, amena y divertida de introducirles al yoga. ¿Sabes que en la India, cuna del yoga, organizan concursos de cuántas series de saludos al sol pueden hacer los niños de una sola vez? Sí, y a los niños les encanta jugar!

Todos los beneficios del yoga para los niños tienen una consecuencia directa: bienestar, deporte y, sobre todo, felicidad. Gracias al yoga, aprenden a quererse a sí mismos, a conocerse, a respetar al resto de compañeros, a aprender en grupo y a reconcerse a sí mismos en grupo con los demás. Si quieres que tu hijo crezca sano mental y físicamente, ¡el yoga es una de las mejores opciones!

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO