Manualidades

Cómo aprender las letras con plastilina

¿Qué mejor que enseñar a los niños las letras a través de un juego tan entretenido y divertido como la plastilina?

Los niños y niñas muestran de manera temprana interés por las letras, sus sonidos y cómo se escriben. Ante este periodo sensible de los niños a las letras, podemos ayudarles con actividades y juegos, que podemos hacer fácilmente en casa. Por eso hoy te comparto estas ideas para aprender las letras con plastilina.

Cómo aprender las letras con plastilina
Foto: Istock

¿Cómo pueden aprender los niños las letras? Jugando. El juego es el medio favorito por el que los niños y niñas aprenden. De ahí que realizar actividades y propuestas en casa les ayuda a relacionar su aprendizaje con momentos divertidos.

4 formas de aprender las letras con plastilina

Probablemente la plastilina es uno de los materiales favoritos para los peques. Así que vamos a aprovechar esta pasión por la plastilina para usarla para fomentar el reconocimiento de las letras. De esta manera fomentaremos el reconocimiento de las letras y su grafía, favoreciendo la relación entre sonido-letra y trabajando la psicomotricidad fina. Ya que esta masa colorida permite desarrollar habilidades motoras y el movimiento de pinza con los dedos, indispensables ambos para la futura lectoescritura.

Si tu hijo o hija está empezando a aprender las letras, te recomiendo que comiences con las que más interés le pueden despertar; las de su nombre.

Y, recuerda, ir haciendo el sonido de cada letra para que vayan adquiriendo la conciencia fonológica. De nada sirve saber que la M se llama eme, cuando lo importante es saber que su sonido es “mmmm”. Vocaliza de manera exagera, permitiendo que tu hijo o hija observe la forma de tus labios, para que les sea más fácil imitarla.

Moldes de galletas

Se pueden encontrar fácilmente moldes de galletas con formas de letras. Tener unos moldes del abecedario te garantiza muchísimo juego y la posibilidad de crear muchas actividades para que tu peque aprenda las letras. Solo hay que estirar la plastilina y dejarle recortar las letras. Puedes dejar la propuesta así tal cual o bien puedes crear todo un juego simbólico añadiendo una pequeña bandeja de hornear, un delantal y una manopla. Una invitación de juego a la pastelería que seguro le encantará.

Letras con plastilina
Foto: Istock

Sellos de letras

Este es otro material muy fácil de encontrar y que proporciona muchas opciones para practicar el aprendizaje de las letras. No sólo se pueden usar para estampar sobre el papel, también son muy prácticas para estampar sobre plastilina. Los niños se sorprenden muchísimo cuando ven que los sellos dejan formas perfectas en la plastilina. Primero comenzará estampando de manera desordena. Para luego seguir estampando su nombre y palabras sencillas. Además, es muy fácil de borrar todo lo escrito. Solo hay que volver a amasar la plastilina para tener un nuevo lienzo en el que estampar.

Palitos de manualidades

El mundo de los materiales de manualidades está lleno de posibilidades para crear. Hazte con un paquete de algunos pequeños palitos de colores que te servirán para muchos juegos, entre ellos practicar las formas de las letras. Serán formas rectas, sin curvas, pero esto se relaciona con facilidad con sus primeras habilidades de escritura. Los primeros trazos de los niños siempre tienden a ser rectos, ya que van adquiriendo poco a poco las destrezas de hacer las líneas curvas.

Letras de plastilina

Esta actividad para aprender las letras no puede ser más simple. Extended la plastilina y dadle forma de letras. Vais cogiendo trozos, haciendo rulos y luego dándole las formas. Si tu hijo o hija aún no puede hacer esto solo, no dudes en sentarte con él y mostrar cómo se hace. Pregúntale cuáles son sus letras favoritas y hacedlas juntos. Como apoyo visual puedes poner alguna plantilla que tengas con el abecedario o bien escribir sobre cartulina o un trozo de cartón alguna palabra, para que luego vaya colocándolas encima. Usad cartulina o cartón porque sobre el papel la plastilina suele pegarse.

Aprender jugando es el modo más efectivo para que los niños disfruten, así que procura siempre que todas las actividades sean lo más lúdicas posibles. Tampoco te obsesiones con el tema de que tu hijo o hija tiene que aprender las letras. Es un proceso natural que van adquiriendo poco a poco, cada niño a su ritmo. Confía en el proceso y no fuerces, de lo contrario tu peque podría acabar rechazándolo. Aprended juntos.

Mónica Palacios

Mónica Palacios

Aprendiendo a ser madre, mientras comparto todo lo que aprendo Cuando me dijeron esa típica frase de “Cuando seas madre, tu vida cambiará”, no imaginaba cuánto. Mi hija llegó para cambiarlo todo y hacerme ver que solo quería ser la mejor versión de mí misma para ser la madre que ella necesitaba. La conciliación laboral fue imposible, y pronto supe que no volvería a mi anterior trabajo de profesora de alemán. Comencé a leer y formarme, y sentir la necesidad de compartir todo lo experimentado y sentido con otras madres. Así comenzó Los Cuentos de Mamá, como una voz más de una madre que admite sus errores, aprende, llora y ríe en la tarea más difícil que asumimos al ser madres y padres: la crianza. Los Cuentos de Mamá ha ido creciendo hasta convertirse en una gran comunidad, tanto en las redes sociales, como en el blog. Una comunidad que se nutre de las ideas y propuestas que comparto sobre juego independiente, crianza, libros, manualidades y actividades sencillas con las que seguir fomentando el asombro, la imaginación, la creatividad, la diversión y el aprendizaje de nuestros hijos.

Continúa leyendo