Antes del embarazo

Falta de la menstruación y prueba de embarazo negativa

Desde el momento en el que la menstruación se retrasa, lo más habitual es pensar que se está embarazada, sobre todo si se practican relaciones íntimas sin ningún tipo de protección, no se está tomando ningún anticonceptivo e incluso se busca la llegada del bebé. No obstante, ¿qué ocurre cuando la prueba de embarazo es negativa?

Falta de la menstruación y prueba de embarazo negativa
Foto: Istock

Desde el momento en el que la menstruación se retrasa, especialmente cuando se es regular con la llegada del período, uno de los primeros pensamientos que aparecen es la posibilidad de estar embarazada, independientemente de que sea algo programado o no. Pero las dudas pueden ser mayores cuando, después de realizarte una prueba de embarazo, esta misteriosamente ha acabado dando negativo.

A partir de ese momento es normal preocuparse, y que múltiples teorías vengan a la cabeza. Pero no entres en pánico. Lo cierto es que es más común de lo que piensas. Y existen varias razones por las que es posible que la menstruación no haya llegado, y que la prueba de embarazo no sea positiva, incluyendo un resultado falso negativo. No obstante, los expertos señalan que en realidad tener un auténtico falso negativo en una prueba de embarazo es raro, asumiendo, eso sí, que la prueba se llevó a cabo en las condiciones óptimas.

Prueba de embarazo falso negativo

Una prueba de embarazo falsamente negativa ocurre cuando se está originalmente embarazada, pero la prueba muestra un resultado negativo. Si esto ocurre, la causa más común es que la prueba se realizó demasiado pronto. Incluso si la menstruación se retrasa, es posible que la ovulación se produjera más tarde. Al igual que no es raro, ocasionalmente, tener un ciclo menstrual irregular.

Sea como fuere, cuando la prueba se realiza demasiado pronto, no importa que sea muy sensible. Si se realiza antes de que hayan pasado los días suficientes desde la ovulación y la concepción y el cuerpo no ha tenido tiempo de acumular la suficiente cantidad de hCG, la prueba no será capaz de detectarla.

Debemos tener en cuenta que las diferentes pruebas de embarazo que existen actualmente en el mercado, digitales o no, buscan en la orina la presencia de la conocida como hormona del embarazo (hCG), que aumenta a la vez que la gestación avanza. Si bien es cierto que el rango considerado como normal del nivel de hCG en las embarazadas puede variar muchísimo, cuando los niveles no son todavía lo suficientemente elevados, el dispositivo no será capaz de detectar las cantidades mínimas necesarias para que muestre un resultado positivo.

Aún cuando utilices una prueba de embarazo temprana, las cuales pueden realizarse incluso un día después del retraso del período, lo que significa que pueden detectar cantidades verdaderamente bajas de hCG, es posible que aún no se tenga la suficiente hCG circulante como para obtener un resultado positivo, a pesar de que esa prueba sea más sensible.

Evidentemente, esto no significa que haya algo mal. La cantidad de hCG que se tenga no es lo importante, sí la rapidez con la que los niveles se duplican y aumentan, y esto originalmente solo es posible medirlo mediante un análisis sanguíneo.

Errores de la prueba de embarazo

Prueba de embarazo negativa y errores
Foto: Istock

También es posible que ocurra un falso negativo debido a un error específico de la prueba. Por ejemplo, esperar demasiado para leer el resultado puede ser una causa común de falso negativo, aunque es cierto que, en estos casos, lo más común es un falso positivo. 

O, bien, utilizar una prueba caducada o en mal estado, algo que puede ocurrir cuando el dispositivo no se ha almacenado de forma correcta, como por ejemplo en un mueble de baño caliente y húmedo.

Por todo ello, es fundamental seguir las instrucciones que encontrarás en el envase de la prueba de embarazo

Otras causas por las que el período puede retrasarse

Como es evidente, una de las razones más comunes para una menstruación que no llega y una prueba de embarazo con un resultado negativo, es que el período simplemente se ha retrasado, y que no se está embarazada. No en vano, no es raro tener uno o dos ciclos irregulares a lo largo del año, y no tiene por qué significar que haya algún problema.

Las razones por las que el período puede llegar tarde son muy variadas, entre las que se incluyen alguna enfermedad, anticonceptivos hormonales, lactancia materna, un nivel de estrés y de ansiedad elevados, dormir mal o practicar demasiado ejercicio físico.

Cuando la menstruación no llega durante varios meses nos encontramos ante la amenorrea, que consiste en no tener el período durante tres o más ciclos seguidos, la cual puede aparecer y desaparecer dependiendo de una amplia variedad de factores, aunque la menopausia y el embarazo son los más habituales.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo