Ser Padres

Fractura de clavícula y tortícolis congénita en el recién nacido

Lo cierto es que tanto la fractura de clavícula como la tortícolis congénita son dos de las patologías traumatológicas más frecuentes en el recién nacido. ¿En qué consisten y por qué se producen?

Alejandra tiene quince días. Es valorada por su pediatra en la primera revisión. Al explorar el cuello, el médico le pregunta a los padres si siempre gira la cabeza al mismo sitio. “Sí” responde la madre. “Siempre gira la cabeza al lado, pero cuando intento que mire al lado izquierdo automáticamente vuelve a girarla al lado contrario, como si le saltara un resorte”. El pediatra diagnostica una tortícolis congénita. Veamos en qué consiste.
Foto: Istock

Fractura de clavícula y tortícolis congénitaFoto: Istock

La palabra tortícolis proviene del latín y significa “cuello torcido" Hablamos de torticolis congénita cuando nos encontramos con esta situación en el nacimiento o primeras semanas de vida. La causa más frecuente es la afectación de los músculos del cuello, principalmente el esternocleidomastoideo. Puede ocurrir debido a la posición que haya tenido el feto dentro del útero o a un parto dificultoso o instrumentalizado, por ejemplo, con el uso de ventosa o fórceps.
Al tener poca movilidad en el cuello, la lactancia materna puede verse dificultada por un agarre complicado y también puede desarrollarse plagiocefalia, ya que la cabeza tenderá a aplanarse más en el lado donde apoya y no se podrán realizar cambios posturales para evitarla.

¿Cómo se trata?

Habitualmente será suficiente con movimientos para movilizar el cuello y medidas posturales. Lo más recomendable es acudir a un médico especialista en rehabilitación o a un fisioterapeuta, que además de tratar el problema, enseñarán ejercicios específicos a los padres para que sigan el tratamiento en casa.
Además, podemos fortalecer los músculos del cuello poniendo al bebé boca abajo mientras está despierto. Con esta postura también evitaremos la plagiocefalia. También podemos intentar que el bebé gire la cabeza al lado que le cuesta más trabajo ofreciendo las tomas o enseñándole juguetes por dicho lado.
También puede darse el caso de que el bebé busque a la madre desde la cuna girando la cabeza hacia donde ella está durmiendo. Por ejemplo, si la madre duerme en el lado derecho de la cama con la cuna a su derecha lo más probable es que el bebé gire la cabeza a la izquierda, buscándola.
Si la madre empieza a dormir en el lado izquierdo de la cama con la cuna a su izquierda el bebé comenzará a girar la cabeza a la derecha para encontrar a su madre.
Javier es un recién nacido que está en la maternidad del hospital, aún pendiente de que le den el alta junto con su madre.  Durante la exploración física, la pediatra de planta palpa un bulto en el hombro derecho. Pregunta a los padres cómo fue el parto. El padre comenta que fue un parto vaginal pero que tuvieron que usar los fórceps porque el niño era muy grande, estaba mal colocado y no salía. La pediatra explica a los padres que Javier tiene una fractura en la clavícula derecha, pero que no deben preocuparse.
Foto: Istock

Revisión traumatológica en el bebéFoto: Istock

La fractura de clavícula es la más frecuente en el recién nacido. Se produce cuando el bebé tiene algún tipo de dificultad en atravesar el canal de parto. Esto puede deberse a su posición, a su tamaño (bebés muy grandes) o partos instrumentalizados. Es muy importante tranquilizar a los padres ya que esta fractura no entraña ninguna gravedad, no dejará secuelas y prácticamente no necesita tratamiento. A veces se realiza una radiografía para corroborar el diagnóstico, pero muchas veces no la hacemos, al tratarse de una patología muy frecuente y con excelente pronóstico.
La fractura de clavícula en recién nacidos no necesita más tratamiento que inmovilizar el brazo del lado afecto. No os preocupéis, no hacen falta yesos, vendas ni cabestrillos, simplemente fijamos la manga de la ropa del bebé con un imperdible y a la hora de vestirle lo haremos siempre empezando por la manga del lado de la fractura.

Puntos clave:

  • Si tu recién nacido gira la cabeza siempre al mismo lado puede que tenga tortícolis congénita.
  • La tortícolis congénita tiene buen pronóstico. El tratamiento se basa en rehabilitación, fisioterapia y cambios posturales
  • La fractura de clavícula es la más frecuente en los recién nacidos. Suele producirse cuando el bebé tiene problemas para pasar por el canal de parto.
  • La fractura de clavícula apenas necesita tratamiento y cura sin secuelas.

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

tracking