Ser Padres

Los principales síntomas de meningitis en bebés

Aunque tratable, cuando el tratamiento no se aplica inmediatamente la meningitis puede acabar siendo muy grave. De ahí que sea imprescindible estar atentos a los síntomas y cuáles son las señales que pueden aparecer cuando el bebé la padece.

La meningitis infantil suele ser más bien leve. De hecho, se estima que entre un 70 a un 75 por ciento de los niños afectados se recuperan de manera espontánea.
Sin embargo, a pesar de ello se trata de una enfermedad bastante seria que no debería tomarse a la ligera, puesto que, si se maneja de forma inadecuada, y no se trata adecuadamente, pueden surgir complicaciones muy serias.

¿Qué es la meningitis?

Las meninges son unas membranas que protegen el cerebro y la médula espinal. La meningitis consiste en la inflamación de las meninges y en la infección del líquido que contienen.
Sin embargo, cuando surge meningitis en la mayoría de las ocasiones tiende a ser una complicación de alguna enfermedad primaria. Por ejemplo, es habitual que el bebé tenga primero amigdalitis, paperas, varicela o una infección del oído.
Luego, el virus o la bacteria que haya causado la enfermedad tiende a penetrar más en el cuerpo, ocasionando la inflamación y la infección de las meninges del bebé.
En este sentido, los expertos no tienen del todo claro por qué algunos bebés la contraen, pero se cree que podría estar relacionada con la existencia de un sistema inmunológico inmaduro.
De acuerdo a las estadísticas, entre 7 a 8 de cada diez casos se deben a un virus, el cual tiende a recuperarse fácilmente. Mientras que el resto de casos son principalmente causados por meningitis bacteriana, que es mucho más preocupante tanto en los bebés como en los niños pequeños.
Respecto a las principales bacterias responsables podemos mencionar la presencia de los neumococos y meningicocos. Por ejemplo, el meningicoco C es responsable de la meningitis C en los bebés. De hecho, las formas bacterianas son muy contagiosas y se transmiten con enorme facilidad entre los niños en la guardería o en la escuela.

¿Cuáles son los síntomas de la meningitis en bebés?

En un principio, los síntomas de la meningitis en los bebés pueden no ser tan alarmantes. De hecho, algunos bebés pueden parecer más cansados o irritables. Pero la meningitis puede agravarse muy rápidamente, de manera que es imprescindible conocer los síntomas para buscar atención médica inmediatamente si sospechamos que nuestro hijo/a puede tener meningitis.
Fiebre elevada
Como ocurre con la mayoría de las infecciones, una temperatura más elevada de lo normal suele ser una señal de alerta de una infección.
Sin embargo, especialmente en los bebés menores de 3 meses, puede ocurrir que no tengan fiebre, aunque tengan meningitis.
Fontanela abultada
La fontanela es el punto blando que encontramos en la parte superior de la cabeza del bebé, la cual se encuentra abierta durante los primeros meses de vida del bebé, hasta que se cierra completamente.
Cuando el bebé tiene meningitis es posible que la fontanela se encuentre abultada, lo que podría deberse a la presencia de líquido en el cerebro o un aumento de la presión.
Foto: Istock

Síntomas del bebé con meningitisFoto: Istock

Rigidez en el cuello
Suele ser otro síntoma muy común de meningitis no solo en el bebé, sino también en niños y adultos. Es más, en el caso particular de los bebés, es posible que mantengan el cuerpo en una posición rígida.
A su vez, es posible que mantengan la cabeza inclinada hacia atrás.
Irritabilidad y llanto
Es posible que el bebé sienta dolor o rigidez en el cuello, que puede acompañarse de dolores tanto corporales como musculares. Esto puede causar irritabilidad y que el bebé llore, sobre todo cuando se levanta.
Erupciones o marcas rojas u oscuras
Es posible que surjan marcas o erupciones enrojecidas u oscuras en el cuerpo del bebé. En caso de que, además, el bebé tenga fiebre y / o parezca estar enfermo, si de repente surgen también erupciones es fundamental buscar atención médica de inmediato.
Somnolencia extrema
Ocurre cuando una persona tiene dificultades para despertar al bebé con normalidad, o no es capaz de despertarlo.
Otros síntomas
Además de los síntomas mencionados anteriormente también pueden surgir otros relacionados, como, por ejemplo:
  • Respiración acelerada y rápida.
  • Escalofríos, los cuales pueden surgir con o sin fiebre.
  • Manos y pies fríos, mientras el torso permanece caliente.
  • Vómitos, los cuales pueden llegar a ser persistentes.
En caso de que sospechemos que el bebé pueda tener meningitis es de vital importancia acudir al médico de inmediato, puesto que puede tener efectos duraderos, llegando a ser fatal en algunos casos.
Por ejemplo, se deben reducir el riesgo de complicaciones graves, para lo cual es imprescindible aplicar el tratamiento médico oportuno, sobre todo cuanto antes.

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking