Ser Padres

¿Cómo ve el bebé? Pasa de las sombras a los colores en un año

Descubre la evolución de la visión del bebé, desde su nacimiento hasta su primer año de vida. Detallamos mes a mes cómo va cambiando y agudizándose la vista. ¿Cuándo empieza a ver en colores?

¿Sabías que los bebés, en el momento de nacer y hasta cierto mes, ven en blanco y negro? De hecho, al principio, el pequeño solo verá sombras: no ve el mundo con los mismos ojos que los nuestros.
Los ojos se empiezan a formar durante el embarazo. Exactamente, durante la cuarta semana de gestación. A partir de, más o menos, la 22, sus ojos ya estarán completamente formados, incluidos párpados y pestañas. Además, el bebé también abrirá los ojos antes de nacer. Esto se producirá, aproximadamente en la semana 30 de gestación.

En el primer mes de vida

Para el recién nacido, el mundo está lleno de luces y sombras, sin colores. El bebé solo es capaz de distinguir el contorno de los objetos grandes. La luz directa le provoca cerrar los párpados fuertemente.

Durante el segundo mes del bebé

Su visión comienza a perfeccionarse. El bebé consigue enfocar a distancias más cortas. No es extraño ver que nuestro bebé si colocamos un juguete cerquita del bebé, como a unos 25 centímetros de distancia, y lo movemos lateralmente, lo seguirá con su mirada, aunque solo durante unos segundos. Prueba con un peluche o un sonajero. Serán vuestros primeros juegos juntos.

El tercer mes del bebé: ¡mírale fijamente!

El bebé empieza a tener una visión más precisa. Capta el contraste entre el blanco y el negro, y reconoce tanto los contornos de los objetos como los detalles. Distingue la nariz, la boca y los ojos en la cara de las personas, y puede responder a la mirada y a la sonrisa de la madre (o del padre). Prueba a cogerle en brazos y mirarle fijamente mientra sonríes. Tu pequeñin fijará su mirada en tus ojos sonriéndote a la vez.

Cuarto mes

Durante este mes se desarrolla la sensación de profundidad de las imágenes. Ya llega a ver hasta un metro de distancia. Ya es capaz de agarrar un objeto que pasa rápidamente frente a sus ojos, y trata de cogerlo.
Desde que nacen hasta que cumplen seis meses, los bebés no verán más que sombras en blanco y negro. Sin embargo, a partir de los seis meses, todo cambia. Si notas que tu bebé te sonríe más, puede ser porque ya sepa apreciar las muecas que le haces: aquí empezará a percibir ciertos colores y dejará de ver tanta sombra confusa. Además, los dos ojos empezarán a trabajar en el enfoque de una imagen al mismo tiempo.

Su primer cumpleaños

Cuando cumple un año, todo se revoluciona aún más. En lo que a los ojos respecta, se perfecciona la visión tridimensional, y su vista es igual a la de un adulto, incluso con la capacidad para distinguir los colores. Es importante hacer que el niño juegue con objetos de distintas formas, colores y texturas y observar cómo se comporta.

Sus ojos, 20 veces más sensibles que su propia piel

Cada vez somos más conscientes de la importancia de proteger la piel de los más pequeños con fotoprotectores solares. Sus ojos, que son 20 veces más sensibles que la piel ante el sol, también necesitan una protección adecuada. El cristalino de los bebés deja pasar hasta el 90% de la radiación UVA y el 50% del UVB. “Sin la protección adecuada, estos rayos llegan directamente a la retina, la parte más delicada del ojo. Entre los 12 y 13 años, estos porcentajes se sitúan en el 60% y el 25%, respectivamente. Sin la protección adecuada, el 80% de la radiación acumulada en la vista se produce antes de los 18 años”, remarca el presidente del Col·legi Oficial d’Òptics Optometristes de Catalunya (COOOC), Alfons Bielsa.  Aun así, el 98% de los niños no utiliza gafas de sol.

Vídeo: ¿Cómo ve el bebé?

tracking