Información práctica

Biberones de plástico y microondas: todo lo que debes saber

Hace más de una década que la Unión Europea prohibió el bisfenol A (BPA) en la composición de estos productos para bebés con bisfenol, pero todavía hay incertidumbre al respecto en quienes no están bien informados.

El boca a boca no siempre evoluciona al mismo ritmo que la ciencia. Curiosamente, sus mensajes suelen viajar a la velocidad de la luz, mientras que los avances de la comunidad científica no se extienden igual. En cambio, estos últimos cambian a medida que se conocen nuevos datos y los del boca a boca pueden permanecer estáticos durante generaciones. Con el microondas y los biberones de plásticos pasa un poco esto.

Hace ya muchos años, en concreto desde finales de 2010, que la Unión Europea prohibió los biberones fabricados con bisfenol A (BPA). Hoy en día este producto, por lo tanto, no forma parte de los biberones que se venden en nuestro país de forma legal. Esta sustancia química es potencialmente peligrosa cuando se calienta porque se puede liberar debido a las altas temperaturas a las que expone. Al estar presente en los biberones, si se calentaban en el micro, esto podía ocurrir. 

Es importante, en este sentido, adquirir los biberones en establecimientos comerciales de confianza, pero por lo demás, al tener que pasar controles de calidad que así lo atestigüen, se pueden comprar biberones de plástico. Además, son compatibles con el microondas. Los padres, en el 2021, pueden respirar tranquilos al respecto porque el BPA ya no es un problema. 

Di adiós a los plásticos

Dicho esto, lo que sí recomienda la comunidad médica en particular y la científica en general es evitar los plásticos. En realidad, esto es algo que debemos aplicar a todos los ámbitos por una cuestión de compromiso con la sostenibilidad del medioambiente, pero también en el caso concreto de los biberones de los bebés. El motivo no es que el plástico con el se fabrican suponga un riesgo para su salud, pero sí es cierto que existen alternativas si cabe más seguras porque no se deterioran como este. Es el caso del vidrio y del acero inoxidable. Eso sí, asegúrate de que sean compatibles con el microondas o calienta aparte la leche antes de introducirla en dichos bibes. 

Pero, volviendo al plástico en los biberones, no hay problema en utilizarlos a diario ni por introducirlos en el micro. Solamente hay riesgo para el bebé si la leche se calienta en exceso y no se prueba antes su temperatura. Pero esto ocurre con cualquier recipiente y cualquier alimento que se le dé al pequeño. 

Por último, sí cabe mencionar un aspecto importante sobre los biberones de plástico: se deterioran con el uso, por lo que es fundamental cambiarlos de forma periódica. O bien cada cierto tiempo, o bien cuando se detecte que ya no están en perfectas condiciones. Un ejemplo de esto último es cuando se rayan. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo