Muerte súbita del lactante

Colecho y riesgo de muerte súbita del lactante: ¿Qué debes saber?

A muchos padres les preocupa la muerte súbita del lactante. Y se sabe que el colecho puede incrementar el riesgo. ¿Qué debes saber sobre ello?

El síndrome de muerte súbita del lactante es la muerte de un bebé menor de un año que ocurre de forma repentina e inesperada. Como su propio nombre indica, consiste básicamente en la muerte inesperada de un bebé.

Colecho y síndrome de muerte súbita del lactante
Foto: Istock

Por lo general, se trata de un síndrome que suele ocurrir durante el sueño. Un bebé sano se queda dormido y, de repente, deja de respirar, sin que exista una causa médica aparente.

Hay que tener en cuenta que las causas de este síndrome no se conocen. Pero algunos estudios plantean la hipótesis de que, en los niños afectados, las células nerviosas del tronco cerebral que contienen serotonina son anormales, no produciendo protección respiratoria y cardíaca en caso de que se produzca algún tipo de dificultad en la oxigenación durante el sueño.

Tiende a ocurrir antes de que el bebé cumpla el primer año de vida. Y, con mayor frecuencia, entre los 2 a 4 meses de edad.

Podemos reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante siguiendo estos consejos según la AEP:

  • Colocar a al niño/a para dormir boca arriba.
  • Evitar el sobrecalentamiento y que la cabeza quede cubierta al dormir. No abrigar en exceso al niño/a y la temperatura de su habitación debe de ser de unos 22+/-2C.
  • El colchón debe ser firme y cubierto con una sábana ajustable, y sin usar almohadas, colchas ni objetos cerca de la cara.
  • No fumar en la casa.
  • Mantener la cuna del bebé cerca.
  • La lactancia materna es un factor adicional de protección frente a la muerte súbita.
  • El colecho es un factor de riesgo para el SMSL si no se lleva a cabo adecuadamente. En el siguiente apartado se explican los requisitos para un colecho seguro.
  • Cumplir el calendario vacunal vigente. La vacunación parece disminuir el riesgo de SMSL.

El colecho

El colecho es una opción para aquellos padres que quieran dormir con su hijo/a, favoreciendo y facilitando la lactancia materna. El colecho puede realizarse en la cama de los padres o con una cuna de colecho, la cual se engancha a la cama, quedando a la misma altura y sin barreras entre el bebé y la madre. 

Para colechar en la misma cama de forma segura NO se debe colechar en las siguientes condiciones:

Síndrome de muerte súbita del lactante
Foto: Istock
  • Lactantes menores de tres meses de edad. Esta es una de las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP), pero otros organismos como UNCEF o la OMS no contemplan restricciones en cuanto a la edad del niño para colechar.
  • Prematuridad y bajo peso al nacimiento.
  • Padres que consuman tabaco, alcohol, drogas o fármacos sedantes.
  • Situaciones de cansancio, especialmente de cansancio extremo, como el postparto inmediato.
  • Colecho sobre superficies blandas, colchones de agua, sofá o sillones.
  • Compartir la cama con otros familiares, con otros niños o con múltiples personas.
  • Tampoco las mascotas deben dormir en la misma cama que el bebé.

El colecho con cuna puede realizarse desde el momento del nacimiento.

Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo