Ser Padres

Ejemplos de poemas infantiles de rima asonante y consonante

La poesía es un recurso ideal para mejorar la lectura de los niños, así como su escritura, su memoria y su creatividad. Les aporta muchísimo. Si queremos que además conozcan más acerca de ella, podemos enseñarles los distintos tipos de rima que existen. Aquí tenemos algunos ejemplos de poemas para que lo entiendan de la mejor manera.

Si queremos aportar a los niños beneficios en muchos aspectos de su vida una idea más que perfecta es adentrarles en el mundo de la literatura y, en especial, en el de la poesía. La poesía ofrece en sí misma muchísimos beneficios en diferentes niveles.
Se trata de un recurso educativo que, además de ser útil para mejorar la lectura y la escritura, también mejora la atención, la memoria y la creatividad. Por otro lado, despierta en los más pequeños un pensamiento más abstracto y también les ayuda a trabajar sus emociones y sentimientos, algo que puede ser esencial de cara al futuro y también a la hora de forjar la personalidad y el carácter del niño.
Asimismo, leer poemas en familia fomenta la comunicación de padres e hijos, y si se opta por leerlos por la noche antes de ir a dormir, se posiciona también como una herramienta más que excelente para conciliar el sueño.
Bien, teniendo en mente todas estas ventajas, es casi imposible pensar que la poesía no es algo de lo más provechoso para los niños. Así que veamos algunos ejemplos para entender por qué se caracteriza la poesía y mostrémosles este maravilloso mundo.
Principalmente, la poesía se caracteriza por la rima. Y la rima en cuestión es la que se encarga de aportar musicalidad y rítmica a los textos. Esa sonoridad especial y llamativa que tiene este tipo de lecturas es lo que más gusta a los menores.
A modo de resumen y para que los pequeños lo entiendan, podemos distinguir dos tipos de rima: la consonante y la asonante. Para ver sus diferencias hay que pensar en los fonemas de las palabras que queremos que rimen.
La idea teórica es la siguiente: las rimas consonantes, también llamadas “rimas perfectas”, son aquellas en las que todos los fonemas de las palabras coinciden a partir de la vocal tónica, por ejemplo: castillo y chiquillo. Las asonantes, las llamadas “imperfectas”, son aquellas en las que las vocales a partir de la vocal tónica coinciden, pero las consonantes no (noches, escondes).
Como para entenderlo lo mejor en este caso es verlo con ejemplos, veamos a continuación una selección de poemas de rima consonante y asonante para que los niños lo comprendan por completo.
tracking