Ser Padres

Cómo elegir la mejor mochila para un niño: consejos y modelos para todos

La elección de la mochila para el cole no debería tomarse a la ligera. Una mochila inadecuada puede dañar la columna de los niños: ¿cómo elegir la mejor?

El peso de la mochila escolar crece a medida que vamos creciendo nosotros también. Mientras que los peques que van a escuelas infantiles o a Educación Infantil apenas llevan algún juguete, la merienda y una botella de agua, los que empiezan Primaria ven el peso aumentado por culpa de libros y cuadernos.
Cuando llegan a Secundaria y Bachillerato, como las hormonas, todo se revoluciona: la mochila aumenta aún más de peso (son más las materias a las que tendrán que hacer frente y, por tanto, más los libros y las libretas que tendrán que llevar en ella). Los chicos, además, en un intento de demostrar su personalidad, comienzan a llevarla de maneras inapropiadas para su integridad física como, por ejemplo, colgada únicamente de un hombro.
No es raro ver a niños y adolescentes sentados en algún banco o con la mochila en la mano intentando descansar el peso que aguantan día tras día.
La elección de la mochila escolar no es un tema baladí: el peso que soportan los chicos en ella, de no ser el adecuado, puede afectar a la biomecánica de la marcha. Esto es, puede modificar la manera de andar de forma leve a medida que aumenta el peso en la espalda. No lo decimos nosotros: es la conclusión de un estudio que llevó a cabo la Universidad de Málaga.
Por eso, la Asociación Española de Pediatría recuerda que el peso no debe superar entre el 10 y el 15% del peso total del pequeño. Pero, además del peso de su interior, ¿qué características debe tener la mochila perfecta para la fisionomía de los niños?
Además de advertir sobre el peso de dentro, la Asociación Española de Pediatría explica en su página web una serie de recomendaciones que hay que tener en cuenta a la hora de elegir mochila para los niños:
  • Es conveniente que sea ligera cuando esté vacía
  • Debe estar adecuada al tamaño de los niños y, por lo tanto, deberá ir creciendo con ellos
  • Que tenga dos cintas anchas para los hombros y que, tanto estas como toda la superficie que va apoyada en la espalda estén bien acolchadas
  • Que tenga un cinturón puede ser útil para distribuir mejor el peso
Dedican un apartado especial a las mochilas con ruedas: aseguran que si se transita por un terreno irregular o si los niños tienen que atravesar escaleras pueden resultar incómodas.
En función de todas estas recomendaciones, hemos elegido diez modelos diferentes de mochila, adaptados a las diferentes edades de los niños en edad escolar.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking