Ser Padres

Actividades sencillas y divertidas para niños de 3 años

Entretener a un niño de tres años es, muchas veces, una tarea bastante compleja. Por ello, hemos preparado un conjunto de actividades perfectas para esos momentos de ‘me aburro’.

Cuando elegimos actividades para los niños de la casa, es indispensable pensar en las que estén adaptadas a cada etapa de su desarrollo. No es lo mismo, de esta manera, elegir una actividad para un niño de un año que para un niño de tres años.
Fuente: iStock

Actividades sencillas y divertidas para niños de 3 añosFuente: iStock

Es importante pensar en juegos y actividades sencillas, pero que les entretengan mucho dentro y fuera de casa. Y es que, bien elegidas, serán perfectas tanto para entretener a los peques, como para fomentar diferentes áreas de su aprendizaje como la imaginación y la creatividad. Incluso, podremos conseguir estimular diferentes habilidades, incluido el lenguaje.

¿Qué sabe hacer un niño de tres años?

Aunque, como siempre decimos, el ritmo de aprendizaje y desarrollo depende de cada niño, a los tres años de edad los peques ya tienen bastante coordinación motriz y ya deberían saber alguna que otra palabra. “Los niños con esta edad aprenden vocabulario, habilidades emocionales, motrices e intelectuales a un ritmo de vértigo y es importante que en casa demos continuidad o facilitemos que el cerebro de los niños siga teniendo aprendizajes”. Afirma el neuropsicólogo Álvaro Bilbao en su página web.
“Queramos o no, a esta edad jugará, saltará, trepará, agarrará cosas, correrá y repetirá todo esto hasta que se quede dormir”, explica el mismo experto.
Por ello, si estamos pensando en actividades para niños de esta edad, una idea genial es escoger aquellas que les ayuden a trabajar la lectoescritura o que involucren el uso de algún que otro material como la plastilina, el papel o la música. Además, teniendo en cuenta que los tres años es una edad a la que los niños están muy inquietos, podemos elegir alguna que otra actividad que les permita moverse físicamente y, así, desfogarse.

Búsqueda del tesoro

Un juego que ofrece muchas posibilidades a los peques de esta edad y que, además, les ayuda a entretenerse. Esconded en algún rincón de casa algo que les haga mucha ilusión encontrar e id dictando diferentes instrucciones para que pueda dar con él.
Incluso, podéis crear todo un mapa en el que haya pruebas y diferentes obstáculos para poderlo conseguir.

La caja secreta

Esta actividad es perfecta para trabajar el pensamiento y también para estimular el sentido del tacto.
Coge una caja que tengas por casa y tápala con algo opaco para que no se vea lo que hay en el interior. Eso sí, deja un agujero pequeño para que el niño pueda meter la manita. Después introduce dentro de ella objetos con diferentes texturas para que el peque, solo con tocarlo, intente adivinar de qué se trata.
Este juego lo podéis adaptar también al gusto: esconde diferentes líquidos y pide al peque que vaya bebiendo un poco de cada y adivinando a qué sabe cada uno. Con el olfato, será el mismo procedimiento.

Puzzles

Son tantos los beneficios que reportan los puzles sobre el desarrollo de los niños de cualquier edad que tenemos un artículo específicos hablando de todos ellos.
Pero, ¿por qué son buenos para los niños de 3 años? Porque fomentan su autonomía, les ayuda a manejar la frustración y a trabajar el autocontrol (algo primordial en esta etapa de rabietas), les ayuda a relajarse y a trabajar, entre otros, el pensamiento lógico.
Por supuesto, siempre que propongamos a un niño de tres años construir un puzzle, deberá ser uno adaptado a su nivel de desarrollo.

Juegos populares

Juegos tradicionales como el escondite, el escondite inglés, la gallinita ciega o, por ejemplo, la  rayuela, son perfectos para conseguir que los niños se muevan, corran, salten y se diviertan sin parar.
Teniendo en cuenta que a los tres años lo que más les gusta es no estar quieto, esta puede ser una muy buena opción para ellos.

Manualidades

Las manualidades no solo sirven para niños de tres años: estaréis de acuerdo en que son la actividad más socorrida se trate de la edad que se trate.
Se pueden llevar a cabo con materiales que todos tenemos por casa o con algunos que requieren muy poca inversión económica.
Además de entretener a los peques durante un largo rato, las manualidades son perfectas para trabajar la motricidad, la imaginación, la creatividad,… Y, a nivel emocional, también para disminuir los niveles de estrés y ansiedad infantil. ¡Por eso nos encantan!
En este enlace encontrarás un montón de manualidades fáciles y muy divertidas para niños.

Pompas de jabón

Jugar a hacer pompas de jabón también puede ser muy entretenido. Pero, también se pueden obtener muchos beneficios de esta actividad:
  • Aprenden técnicas de respiración relajante
  • Ejercitan las habilidades motrices y se ejercitan mientras intentar correr detrás de las pompas
  • Mejoran la coordinación óculo-manual

Juegos de construcción

Son perfectos para niños de esta edad, ya que trabajan diferentes áreas de la motricidad, tanto fina como gruesa. A fin de evitar riesgo de accidente, lo mejor será apostar por piezas grandes y simples con las que, además, puedan jugar a imaginar diferentes formas.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking