Ser Padres

El truco para que tu hijo no te eche de menos en la escuela

Sara Noguera ha compartido en su cuenta de Instagram un truco súper sencillo y efectivo para todos esos niños que se quedan llorando y que no consiguen adaptarse los primeros días de colegio. ¿Su objetivo? Que se sientan cerca de mamá y papá aunque no estén físicamente.

Los primeros días y las primeras semanas de colegio no son fáciles para ningún niño y tampoco para muchos padres y madres a los que les da pena separarse de sus pequeños. Han pasado todo el verano de vacaciones, sin rutinas, con su familia,... y, de repente, separarse de todo eso, puede causar cierta inestabilidad y cierta ansiedad en los más pequeños.
La vuelta al cole puede desencadenar periodos de miedo y ansiedad en los más pequeños. Y es algo totalmente normal a lo que hemos de hacer frente de la mejor manera posible. Han pasado casi tres meses sin separarse de sus figuras de apego, sintiéndose protegidos por sus padres y sus familiares y sin tener que preocuparse (demasiado) por rutinas y deberes. Pero septiembre es la vuelta a empezar, y a volver a adaptarse, sea su primer o su último año de escolarización.

¿Tu hijo se queda llorando en el cole?

A raíz de lo anterior, hay muchos niños que se desesperan cada día en la entrada del colegio. Se niegan en rotundo a separarse de los brazos de su madre o de su padre, bien sea por esa falta de rutina, bien por la angustia de separación. En este link puedes encontrar diferentes cosas para actuar ante este comportamiento tan típico en el inicio e curso pero, aparte de ellas, Sara noguera, asesora de crianza respetuosa y creadora de la cuenta de Instagram Kimudi, ha compartido el truco definitivo para que nuestros peques no nos echen de menos en la jornada escolar: pintar un corazón en su mano y otro en la nuestra.
“Pinta un corazón en la mano del pequeño y otro corazón en tu mano y cuéntale que cada vez que te eche de menos, apriete con fuerza el corazón de su mano, que tú harás lo mismo” cuenta en el post que ya es viral. “Que al apretarlo tú sabrás que lo ha hecho y le mandarás mucho amor apretando el que tienes pintado también”, asegura.
Incluso, anima a todos los padres a hacer la prueba en directo, pidiendo al peque que lo apriete para que compruebe por sí mismo que tú lo estás sintiendo.
Eso sí, argumenta que deberemos seguir ofreciendo cada día este recurso al pequeño hasta que sea él el que decida que ya no lo quiera.

Un recurso muy educativo

Esta sencilla actividad es perfecta para sosegar y llevar lo mejor posible ese periodo de adaptación. Pero, además de ello, Sara cuenta que tiene otros muchos beneficios:
  • Da seguridad al niño, ya que es una forma de sentirse acompañado sin grandes presiones
  • Muestra afecta
  • Derrocha empatía, ya que se adelanta a las necesidades que tendrá más adelante
  • Es perfecto para cualquier situación en la que os tengáis que separar, aunque no tenga nada que ver con la vuelta al cole.
Y, recuerda, si te da pena que tu hijo vuelva al cole tras las vacaciones del verano, lee esta carta en la que te contamos por qué no deberías sentir pena y porqué tu hijo estará mejor que nunca en el aula con sus profesores.

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

tracking