Navidad con niños en casa

Recuperando la Navidad: si acabáis de tener un hijo, seguro que la Navidad ha cobrado de nuevo sentido en vuestras vidas

Con la llegada de un hijo, volver a vivir la Navidad con ilusión será tarea muy fácil. ¿Cómo cambia nuestra forma de verlo c uando tenemos niños en casa?

También te puede interesar: Celebrar la Navidad con niños: ¡cada día una fiesta!
Navidad en Familia

¿Te has fijado en que desde que tenéis un hijo, tú y tu pareja habéis vuelto a vivir intensamente la Navidad y que vuestra vida se transforma en estas fechas?

Desde que nace un hijo hasta más de una década después, la Navidad cobra de nuevo protagonismo en la vida de los padres. Lo más probable es que tengáis que olvidaros por unos años de esas escapadas a la montaña a esquiar, a la casa rural o, a los que podíais, a una playa tropical con que la que os regalábais cuando eráis solo dos.

Y qué decir de cómo cambia la vida de los abuelos. Las relaciones con los padres de tu pareja se vuelven muy intensas. Ahora son abuelos y quieren participar de estas fiestas con sus nietos, en la medida en que la edad se lo permita. Incluso competirán entre ellos tratando de hacerse imprescindibles y ofreciendo suculentas cenas de Nochebuena y Nochevieja, comidas de Navidad y Reyes para convertirlas en el foco de atracción de una familia cada vez más numerosa.

Probablemente habéis desempolvado los villancicos de la memoria y también vuestros juguetes infantiles, las muñecas y juegos de muchos años antes vuelven a ocupar espacio en el nuevo hogar.

 La Navidad cuando tienes hijos es un tiempo de alegría y melancolía, también de excesos. Los niños son grandes demandantes de nuestro tiempo y energía. ¡Puede ser que por primera vez sintamos que las navidades son unas fiestas demasiado largas!

En Navidad el niño es el centro de las fiestas. Da igual que sea un bebé o que tenga ya diez años, todo gira alrededor de él: es el que más regalos recibe, a quien hay que dedicarle más tiempo, el que necesita las actividades de ocio y entretenimiento más intensas. Un consejo si sois padres primerizos:  seleccionad con cuidado regalos y actividades y tened cuidado con los gastos.

 La decoración navideña es otra de las costumbres con la que los niños disfrutan enormemente y que seguro que recuperáis. ¿A qué corriente pertenecéis a la hora de decorar vuestra casa: a la corriente “belenista”, que aboga por el Belén o a la de los que insisten en poner el árbol de navidad?

Como es época de concordia, la mayoría de los hogares se acaba decorando con ambos motivos. ¿No os encanta ver a vuestros hijos sobrecargando de bolas de colores el árbol de navidad y creando el escenario del nacimiento con su río de papel de plata y la harina para la nieve?

Y por fin, llegan Papá Noel y los Reyes Magos.  ¿Qué día traen los regalos: el 25 de diciembre, día de Navidad o el 6 de enero, día de Reyes? Cada familia tiene sus tradiciones, pero la concordia vuelve a triunfar ganando una vez más los hijos. Hay regalos en cada ocasión, aunque solo sea un detalle.

Cuando se acaban las fiestas, con las luces navideñas apagadas, las decoraciones guardadas y un largo y frío invierno por delante, casi todos necesitamos recuperarnos y descansar de los excesos. Pero no hay nada cómo volver a vivir con ilusión la Navidad a través de los ojos de los más pequeños hijos.

¡Feliz navidad para los padres primerizos de parte de elbebe.com!

Etiquetas: abuelos, familia, navidad, navidad con niños, niños, pareja, planes con niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS