Contacto físico

Demostrado científicamente el número de abrazos necesarios para ser feliz

4 minutos

Los beneficios del abrazo son múltiples: alegran, relajan, suben la autoestima y su efecto se amplifica con cada repetición. ¿Nos contagiamos de esta sana práctica?

También te puede interesar: 'El secreto de Blef', un cuento para reflexionar sobre obligar a los niños a dar besos
abrazos

Los abrazos son una forma particularmente íntima e intensa de expresar emociones. A través de un abrazo podemos transmitir nuestra alegría o tristeza, podemos decirle a una persona que puede contar incondicionalmente con nosotros o que comprendemos su estado de ánimo, sin necesidad de recurrir a las palabras. Sin embargo, lo cierto es que los abrazos no solo nos ayudan a conectar con los demás y a expresar lo que sentimos, también son muy beneficiosos para nuestro equilibrio emocional y para la salud del cerebro.

Muchos estudios científicos afirman que un abrazo puede liberar endorfinas, para conseguir atenuar el dolor y producir una sensación de bienestar. Abrazar se considera una terapia. Tal es así que el contacto físico, tanto en bebés prematuros como en bebés nacidos a término del embarazo, forma parte imprescindible para seguir viviendo. Desde Ser Padres siempre hemos fomentado y evidenciado los beneficios de coger en brazos un bebé,  o del reconocido método canguro o contacto piel con piel desde el primer minuto del nacimiento...

¿Cuántos abrazos necesita un niño para ser feliz?

Hoy queremos contaros que la ciencia ha estipulado con exactitud el número de abrazos que un niño necesita para ser feliz. Los investigadores varían el número según la edad de los que reciben los abrazos. No es lo mismo la necesidad de  contacto de un bebé que de un padre o una madre que de una persona mayor que se siente sola. Lo que está claro son los múltiples reportes de los abrazos: ayudan a mermar el dolor de cabeza, a aliviar la ansiedad, a disminuir el estrés y la depresión, fortalece la autoestima, a relajar los nervios, ayuda a que no te sientas solo, cura el insomnio, vence el miedo, estimula los sentidos, brinda alegría retarda el envejecimiento y hasta ayuda a dominar el apetito. ¿Practicamos la abrazoterapia?

4 abrazos para sobrevivir, 8 para mantenerse y 12 para crecer...

abrazos

En realidad, podríamos vivir sin abrazos, pero sería como morir lentamente, un poco cada día. Por eso, la psicoterapeuta familiar Virginia Satir afirmó: “Necesitamos 4 abrazos al día para sobrevivir, 8 abrazos para mantenernos y 12 abrazos para crecer”.

Un estudio llevado a cabo en el Advanced Telecommunications Research Institute International de Kioto hizo que un grupo de personas conversaran durante 15 minutos con sus parejas, luego algunas recibían un abrazo y otras no. Al evaluar los parámetros fisiológicos, los investigadores apreciaron que quienes habían recibido el abrazo mostraban una reducción significativa del nivel de cortisol en sangre, la hormona del estrés que tanto daño nos hace.

Según un estudio llevado a cabo en el University College of London, la clave radica en que este tipo de contacto corporal proporciona sensaciones táctiles muy agradables que generan una serie de señales propioceptivas, las cuales nos ayudan a sentirnos mejor en nuestro cuerpo.

Estos estudios fueron la semilla del movimiento internacional Abrazos Gratis que consiste en ofrecer abrazos a desconocidos con el afán de regalar afecto, en un mundo globalizado donde reina la desconfianza, los prejuicios y los problemas.

Algunos expertos aseguran que son recomendables cuatro diarios para vivir bien, según explican fuentes de la Asociación Mexicana para la Superación Integral de la Familia (AMSIF), mientras que otros expertos ponen en 12 este mínimo.

¿Cuáles son los beneficios del abrazo?

  • Protección. Como seres humanos somos frágiles y siempre nos debemos sentir protegidos; nada mejor para lograrlo que un abrazo.
  • Confianza. Cuando estás confiado no temes a afrontar los desafíos que surgen en el día a día. Ve y busca un buen abrazo para que nada te detenga.
  • Seguridad. La seguridad es esencial en tu diario vivir. Se puede decir que es un combustible que generará confianza en ti mismo para lograr las cosas con más eficiencia.
  • Fortaleza. Si tienes fuerza, brindarás mucha energía a quien te abraza y también a quien te rodea.

¿Qué sucede en nuestro cerebro exactamente cuando alguien nos abraza? Cuando alguien nos abraza, ese contacto activa los receptores de presión que tenemos en la piel, los cuales se conocen como corpúsculos de Pacini, y responden fundamentalmente ante la presión profunda. Estos receptores envían señales inmediatamente al nervio vago.

No te cortes brinda abrazos y toca a tus seres queridos gracias a tu  contacto estarán un poco más cerca de ser felices.

Etiquetas: autoestima

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS