Ser Padres

Bolitas de quínoa y arroz para bebés a partir de 6 meses

La quínoa y el arroz integral pueden convertirse en dos ingredientes excelentes para la elaboración de distintas recetas para bebés, como estas bolitas nutritivas y deliciosas.

La quínoa es habitualmente conocida como un pseudocereal, debido principalmente a que no es un verdadero cereal al no pertenecer a la familia de las gramíneas. No obstante, al contar con un balance parecido en macronutrientes, es mencionado en muchas ocasiones como un alimento más perteneciente a este grupo, como un pseudo-grano.
De hecho, desde un punto de vista nutritivo la quínoa destaca por su elevado contenido en proteínas, además de ser rica en aminoácidos, que son esenciales para el adecuado desarrollo cerebral del bebé.
También proporciona cantidades interesantes de vitaminas y minerales, como el fósforo, el calcio o el hierro, así como una serie de compuestos bioactivos sumamente beneficiosos, como es el caso de los fitosteroles y polifenoles. Además, presenta un índice glucémico realmente bajo.
Otro aspecto particularmente interesante es que no contiene gluten, convirtiéndose en una alternativa excelente para la mayoría de los cereales. Es más, se ha demostrado que, gracias a su elevado contenido en fibra, puede ayudar a prevenir casos de hinchazón excesiva y de estreñimiento en los bebés, al ayudar a su digestión.
Algo similar ocurre con el arroz integral, dado que aporta mayores propiedades nutritivas en comparación con el arroz blanco, no solo porque posee una mayor cantidad de fibra, sino porque también aporta más minerales (sobre todo magnesio y selenio) y más vitaminas del complejo B. Igualmente, comparte con la quínoa su menor índice glucémico.
A partir de los 6 meses de edad, y con la introducción de la alimentación complementaria, el niño puede empezar a comer quínoa y arroz integral. Eso sí, como ocurre con cualquier otro alimento nuevo que se introduzca por primera vez, es necesario asegurarse de ofrecerle quínoa por separado, para verificar luego si lo tolera de forma adecuada y, sobre todo, si lo digiere bien.
Una vez hecho esto, es posible aprender a preparar unas deliciosas bolitas de quínoa y arroz integral ideales para bebés a partir de 6 meses de edad. ¿Te animas a prepararlas con nosotros? Son tan exquisitas que posiblemente también se conviertan en una opción excelente para niños de mayor edad.

Receta de bolitas de arroz integral y quínoa

Ingredientes:
  • 1 taza de arroz integral enjuagado y escurrido
  • ½ taza de quínoa, enjuagada y escurrida
  • 2 ½ tazas de agua
  • 1 zanahoria mediana finamente picada
  • 50 g de tofu firme, finamente cortado en cubitos
Elaboración:
En primer lugar colocamos todos los ingredientes, menos el tofu, en una cacerola de tamaño mediano, mezclamos bien y dejamos que hierva. Luego, cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y cubrimos, cocinando a fuego lento hasta que el agua se haya absorbido por completo (tomará entre 25 a 30 minutos). Eso sí, para evitar que no se queme el arroz, es recomendable bajar el fuego a muy bajo los últimos 5 minutos de cocción.
Cortamos el tofu en cubitos y lo añadimos a la cacerola 10 minutos antes de la cocción. Pasado el tiempo, retiramos del fuego y dejamos reposar 15 minutos más, con la tapa puesta.
Luego, transferimos esta nutritiva mezcla a un cuenco grande, hasta que se enfríe por completo.
¿Cómo hacer las bolitas de quínoa y arroz? Muy sencillo: colocamos papel film transparente sobre un cuenco pequeño, ponemos encima una cucharada colmada de la mezcla de quínoa y arroz, levantamos con cuidado el papel film transparente, la envolvemos, giramos y le damos forma.
Seguidamente, retiramos con cuidado la bola de arroz del papel film transparente, y la colocamos en un plato donde la reservaremos hasta el momento de ofrecérselas al pequeño.
Es fundamental repetir con la mezcla de arroz y quínoa restante. Eso sí, si el niño ya es un poco más grande y le encantan estas bolas de arroz, puedes probar a espolvorear un poco de semillas de sésamo tostado por encima, y servirlas acompañadas con algas (las cuales, dicho sea de paso, destacan nutricionalmente por su alto contenido en yodo).

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking