Ser Padres

Las mejores canciones de cuna para dormir al bebé

¿Recuerdas las nanas? Estas canciones no son ruido blanco, pero te ayudarán a tranquilizar y a dormir a tu bebé de la misma manera.

Si tuviéramos que hacer un ránking con los temas de la crianza infantil que más preocupan a los padres, sin duda el sueño de bebés y niños estaría entre los primeros puestos. Puesto en el que también se situaría el miedo de muchas parejas jóvenes que se lanzan a la aventura de la maternidad y la paternidad y que temen que no puedan volver a dormir bien por las noches hasta que el pequeño consiga regular sus horas de sueño.
Como en todo, no hay buenos ni malos. Ni se puede generalizar porque cada bebé y cada niño son diferentes. Mientras unos consiguen regular su sueño a los pocos días de nacer, otros no paran de despertarse por la noche, sufren el Síndrome de la Cuna de Pinchos o sufren las temidas regresiones del sueño que tanto preocupan a los padres.
Lo que sí podemos hacer es daros algunos trucos y consejos que os vendrán genial si tenéis que dormirlos.
Sobre el sueño infantil ya hemos hablado largo y tendido, así que hoy queremos contaros cómo podéis dormir al bebé con mayor facilidad. Y, en concreto, cómo pueden ayudaros las nanas y en esta tarea.
De acuerdo a la Asociación Española de Pediatría, los bebés deben dormir una media de entre 16 y 217 horas diarias, despertándose cada 1-3 horas. No será hasta los seis meses de vida cuando los bebés empiecen a regular sus ciclos de sueño. Si el niño duerme bien, asunto zanjado pero, ¿qué pasa con esos bebés a los que les cuesta más dormir?
Estos padres pueden optar, por ejemplo, por el ruido blanco, cuyo poder tranquilizador ya se ha demostrado en más de una ocasión.
O pueden aferrarse al viejo dicho popular de  ‘la música amansa a las fieras’. Puede servir de gran ayuda para que los papás duerman a sus bebés con mayor facilidad. Eso sí, de acuerdo a Lynelle Scheeberg, directora del Programa de Sueño Conductual en el Centro Médico Infantil de Connecticut, no es recomendable usar la música siempre que haya que dormir al bebé: “podría acabar dependiendo de ella para la transición al sueño”, explica a Fatherly.
Desde Ser Padres os aconsejamos no utilizar la música como elemento esencial para dormir al bebé, pero sí podéis utilizar algunas de estas canciones en las rutinas de sueño de vuestro bebé (o en momentos en los que esté muy irritable). Es mano de santo.

Op. 49, nº4 de Johannes Brahms

Esta es, sin duda, la canción de cuna más famosa de todos los tiempos. Una canción de música clásica tarareada que ha ayudado a dormir a muchos bebés.

Colores en el viento

No es música clásica, pero todos estaréis de acuerdo en que su melodía es de lo más tranquilizadora. Si, a priori, no conocéis la canción, recordad que es una de las grandes protagonistas de la película Pocahontas, de Disney.

Eres mi sol

Recuerda a tu bebé todo lo que le quieres mientras escucha una alegre melodía. Es otra de las canciones de cuna más escuchadas.

¿Puedes sentir el amor esta noche?

Esta canción, escrita por Elton John, es una de las más famosas de la película El Rey León.

Baby Sleep Lullaby

Esta canción está grabada por Baby Sleep Music, un artista especializado en música para dormir al bebé y a los niños.

Sonata Nº 6

Otra de las canciones más famosas de la música clásica es esta sonata de Mozart. No es baladí que esté aquí: según diferentes investigaciones, la música clásica ayuda a tranquilizar a los peques.

Estrellita dónde estás

Tanto la versión en inglés como la versión en español os servirán de gran ayuda. Por algo es una de las nanas más famosas alrededor del mundo y ha sido tan versionada.

Arroró mi niño

“Arroró mi niño chico…” ¿Te suena? Es otra de las canciones de cuna más famosas del mundo. Surgió en África, en la etnia Bereber, pero se extendió mundialmente después de llegar a Europa.

Duérmete niño

“Duérmete niño, duérmete ya...” Os recomendamos no utilizar la letra de esta canción, pero sí su melodía. Y es que, puede resultar algo traumática para los pequeños: si no duermen, vendrá el lobo y se los comerá. Así que, mejor no tentar al miedo porque podrían aparecer terrores nocturnos.

A la nana

“A la nana, nanita nana, nanita ella, mi niño tiene sueño, bendito sea…” ¿Te suena? Con solo escuchar su melodía, ya nos tranquilizamos.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking