Ser Padres

¿Qué comer y beber estas Navidades si estás dando el pecho?

Tenemos que cuidar nuestra alimentación todo el año, no va a ser distinto en Navidad. Más cuando también se da el pecho.

Una alimentación adecuada es importante todo el año y cuando se es mamá lactante, mucho más. Aunque durante el tiempo que dure la lactancia del niño solo necesitas un aporte extra de unas 500 kcal. al día, los requerimientos nutricionales en esta etapa varían y se deben tener en cuenta, ya que hay que ampliar el consumo de proteínas de alto valor biológico y el de lípidos como los que encontramos en los pescados azules. Es especialmente importante si tenemos en cuenta que la desnutrición materna afecta al volumen de la leche y a su composición en nutrientes.
Dicho esto, entonces ¿qué puede comer y beber en Navidad una madre que está dando el pecho? Lejos de lo que podamos pensar, hay muchas menos limitaciones de las que a menudo se piensa.
Alba Padró, consultora internacional de lactancia y cofundadora de LactApp, la aplicación móvil sobre salud y lactancia, explica que las mujeres lactantes pueden comer, “en general, un poco de todo pero con cuidado”. Padró amplía esta afirmación con la siguiente argumentacióm: “No hay alimentos prohibidos cuando das de mamar (salvo que vuestro pediatra haya dicho otra cosa), debes saber que todos los alimentos modifican el sabor de la leche materna y que no solo no pasa nada, sino que es bueno para el bebé porque así se va acostumbrando a los distintos sabores y esto le vendrá bien cuando deje la lactancia exclusiva y empiece a tomar otros alimentos”. señala.
Sobre esto último, un ejemplo popular es el de los espárragos verdes, que antaño se rechazaban porque cambiaban el sabor de la leche materna. Esto no es malo, la evidencia científica así lo ha demostrado y por eso los expertos en la materia insisten en que una mujer lactante los puede tomar. Así que apúntalo en la lista de alimentos aptos para esta Navidad.
582c7a035bafe8cf0f8b4568

Lactancia materna

Si tu bebé es alérgico a algún alimento, la cosa cambia un poco porque hay que tener especial cuidado y comentarlo a los cocineros para que lo tengan en cuenta. “Debes estar muy segura de lo que vas a comer, y ante la duda (si comes fuera), es mejor que te hagan una comida específica, no por el hecho de ser madre lactante sino por evitar las reacciones alérgicas que pueda tener tu bebé”, dice Alba Padró.
En líneas generales, la experta recomienda “comer lo más saludable posible, como siempre”. Insiste en que “una alimentación sana es aquella que, salvo alergias o intolerancias, incluya frutas, verduras y legumbres principalmente, evitando las calorías vacías y los alimentos precocinados”. Además, recuerda la consultora de lactancia que “aunque tu dieta no sea perfecta, tu leche siempre va a ser la más adecuada y óptima para tu bebé. El cuerpo siempre crea la receta idónea para tu hijo y la dieta que sigas en Navidad, no va a modificar su calidad”, concluye.
Concretando en qué alimentos o productos esán prohibidos en Navidad para las mujeres lactantes, Alba Padró hace hincapié en el alcohol. “La respuesta es que el alcohol no es bueno para nadie, ni cuando se amamanta ni cuando no se hace, así que si puedes evitar el alcohol, mucho mejor”, dice. “En la lactancia no se sabe qué cantidad de alcohol puede tomar la madre lactante para que sea segura para el bebé, por eso las indicaciones oficiales en ese sentido son recomendar siempre que la madre no tome nada de alcohol durante la lactancia”, añade.
Eso sí, si ser tan estricta implica que te plantees destetar a tu bebé, Padró es partidaria de que “a pesar de que el alcohol no es nunca saludable ni recomendable, para la salud del bebé es preferible que la madre tome una copa en Navidad y siga amamantando a que abandone la lactancia por no poder brindar durante las fiestas. Evidentemente, si tu bebé es menor de un mes, prematuro o está enfermo, hay que extremar precauciones y evitar cualquier consumo de alcohol”, expone.
Por otro lado, Alba Padró también refuerza el mensaje sobre la cafeína, cuyo consumo “moderado no afectará a tu pequeño” .

Si estás embarazada

Más complicado y restrictivo es el plan de alimentos si estás embarazada. No es el objetivo de esta pieza, que se centra en las lactantes, pero no está de más dedicar unas líneas a recordarte las tres cuestiones más importantes relativas a la alimentación.
Los expertos son especialmente quisquillosos en Navidad con el pescado y el marisco. Siempre ha de estar cocinado, nunca crudo, y a ser posible, previamente congelado durante 48 horas. Tampoco es recomendable que tomes carne cruda, algo más habitual en Navidad por el carpaccio, un entrante relativamente habitual en las mesas navideñas.
Recuerda también que es fundamental no hincar bocado a los quesos que no estés 100% segura de que estén pasteurizados y que también es aconsejable controlar el consumo de embutido. El jamón, en este sentido, es el protagonista de muchas preguntas de mujeres embarazadas: pues bien, si es ibérico o con una curación superior a 14 meses, no está prohibido su consumo porque no implica riesgo de contraer toxoplasmosis. Asegúrate bien de qué jamón tenéis en casa esta Navidad.
tracking