Ser Padres

La niña tenía un nombre provisional: ahora el juez acepta que se llame ‘Mel’

Un juez les había prohibido llamar a su hija Mel, algo que no entendieron porque muchas mujeres se llaman así en Cataluña. Los padres tuvieron que darle un nombre provisional mientras luchaban por su objetivo. Finalmente, el juez lo ha aceptado y la niña ya tiene su nombre oficial. Te contamos su historia.

Se llamaba Mel, pero hasta ahora no había sido oficial. La pequeña que había tenido que vivir con un nombre provisional por fin puede llamarse legalmente por el que habían pensado sus padres desde un primer momento.
A pesar de que había sido registrada como “Mel” nada más nacer, no había podido llamarse así hasta hace unos pocos días. Cuando nació, el juez del Registro Civil de Cerdañola, en Barcelona, se lo prohibió a sus padres.

El juez creía que era por Mel Gibson

Laia Rovira y Antoni Calderón querían poner tal nombre a su hija porque cuando lo descubrieron les encantó y pensaron que era una buena decisión. Pero el juez del registro no pensó lo mismo y les dio 48 horas para cambiarlo. De hecho, en el caso de no modificarlo, el magistrado pondría un nombre de oficio a la niña. La familia no entendió bien el problema, pues es un nombre que llevan casi 500 mujeres en Cataluña.
De esta manera, los padres de la niña acudieron directamente al registro para consultar las razones de la denegación y allí les explicaron que el juez lo había rechazado porque consideró que haría confusa la identificación, ya que creía que la elección del nombre era por Mel Gibson.
Sorprendidos, optaron por recurrir la decisión judicial y, por ello, interpusieron un recurso y tuvieron que elegir un nuevo nombre. Fue así como decidieron inscribirla temporalmente como “Adela”, el nombre de la bisabuela de la madre. Si no lo hacían así, el juez la inscribiría con un nombre similar a Mel como Melisa, Melania o Melody, algo que los padres no querían.
Sin embargo, en el juzgado les comentaron que la resolución a tal recurso podría tardar incluso más de un año. Pero, por suerte, su caso se hizo público y empezó a conocerse en las redes sociales y los medios de comunicación. Como consecuencia, comenzó a recibir mucho apoyo.

Mel, el nombre oficial de la pequeña

Según ha apuntado la madre, quizá fue casualidad, pero poco tiempo después, aceptaron el recurso. A finales del mes de agosto fueron a recoger la certificación que acredita que el nombre de la niña será Mel, así como el acta de nacimiento que también afirma que podrá llamarse Mel Calderón Rovira. No es extraño que los padres estén más que contentos, iban a luchar hasta el final y lo han logrado.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking