Ser Padres

Robótica como asignatura extraescolar: ¿por qué es importante elegirla?

Son muchas las virtudes de esta disciplina reciente que en los últimos años tiene cada vez mayor protagonismo en los centros escolares.

A las tradicionales actividades extraescolaresen los últimos años se han ido sumando nuevas alternativas. Algunas de ellas siempre habían estado ahí, sobre todo las de índole deportiva, pero otras son de nueva creación por su vinculación directa con el boom tecnológico reciente. Es el caso de la robótica.
Esta es una disciplina fantástica para que los críos se inicien y profundicen en el universo de las nuevas tecnologías. Muchos centros educativos incorporan ya de forma habitual proyectos relacionados con la robótica, otros han ampliado la asignatura de informática dando espacio también a esta actividad, y también los hay que la ofertan como actividad extraescolar. Además, cada vez hay más centros y escuelas especializadas que enseñan robótica para niños, y también aumenta el número de cursos y talleres sobre esta temática.
Prueba de este boom es que proliferan también los juguetes de robótica, con kits aptos para edades muy tempranas. Y es que estamos hablando de una disciplina que ofrece múltiples beneficios a los más pequeños:

Creatividad

Aunque sea una “asignatura” científica, la robótica también potencia la creatividad en quien la estudia. Tendemos a vincular creatividad con otro tipo de actividades, pero sería conveniente dejar a un lado nuestros prejuicios porque no siempre es así. Hay que tener en cuenta que en robótica los niños aprenden a diseñar y construir, y ambas cosas están íntimamente relacionadas con la creatividad.

Desarrolla la curiosidad

Siempre han tenido algo los robots y los niños que estos últimos sienten una especie de magnetismo hacia los primeros. La robótica es una gran noticia para todos esos niños curiosos que demandan conocer más acerca de lo que hay detrás de esas máquinas que tanta fascinación despiertan en ellos.

Futuro muy optimista

En esta vida no hay mejor época para aprender que la infancia, y por eso es muy interesante que los padres les abramos cuantas más puertas mejor. En este sentido, la robótica supone la entrada a un mundo amplísimo, con enormes posibilidades en el futuro académico y profesional. Y cuanto antes se familiaricen con él, más posibilidades hay que capte su interés y sigan formándose por propio deseo.

Nociones básicas de distintas disciplinas

En la robótica se aprende un poquito de programación, de informática, de mecánica y también de electrónica. Pocas actividades son tan multidisciplinares como esta, así que es perfecta para que los niños la descubran desde edades tempranas. Además, es fácilmente adaptable a distintos niveles y edades.

Resolución de problemas

En la robótica, además de las disciplinas mencionadas en el punto anterior, los niños trabajan en clave matemática. Esta es una de las asignaturas más útiles en la vida del ser humano más allá de la escuela, pero nos cuesta un mundo darnos cuenta de ello. Y hay niños a los que no les motiva nada. Pues la robótica es una forma excelente de dar la vuelta a la tortilla, ya que trabajan de una forma muy amena cuestiones como la capacidad espacial y la resolución de problemas, aspecto muy valorado en la educación contemporánea.

Desarrollo psicomotor

Además de pensar, en robótica hay que actuar, y eso implica que además del cerebro se utilizan las manos. Al construir, los niños más pequeños están trabajando sus aptitudes psicomotoras. Este es otro beneficio de la robótica como actividad extraescolar.

Es divertida

Muchas veces nos olvidamos de lo más importante a la hora de valorar pros y contras de actividades extraescolares, que los niños se diviertan en ellas. En esto la robótica es una garantía de éxito. Y ya sabemos que no hay mejor forma de aprender que cuando uno está motivado por lo que tiene delante. La robótica les motiva y les divierte. En definitiva, juegan y aprenden al mismo tiempo.
tracking