Ser Padres

Anemia en niños: qué supone y cómo hay que tratarla

La más habitual es la causada por un déficit de hierro; te contamos por qué se produce y cómo se suele tratar.

Se conoce por anemia a la “disminución significativa de la cantidad de hemoglobina en los glóbulos rojos”. Así es como define este problema médico el Centro Pediátrico de Sevilla, que señala a la causada por un déficit de hierro como la más habitual en los niños y también en la población adulta.
“El hierro es importante para la formación de hemoglobina, por lo que un nivel reducido de hierro provoca un nivel bajo de hemoglobina en la sangre”, explican desde la clínica sevillana. Las consecuencias en los peques son evidentes a través de un análisis de sangre, pero a simple vista también pueden darse síntomas que estén causados por la anemia. Por ejemplo, puede provocar que el niño luzca pálido y se sienta irritable, cansado o débil. 
Afortunadamente, si se coge de manera precoz, la anemia por falta de hierro es relativamente sencilla de tratar hasta que el paciente infantil esté recuperado de ella. Pero antes de tratarla es importante saber por qué se ha producido: si por un problema con la dieta del menor, sí porque el cuerpo no es capaz de absorber el hierro de los alimentos que come o si se debe a otra cuestión relacionada con la salud. Los sangrados abundantes sostenibles en el tiempo son una de estas causas; por ejemplo, la menstruación en las niñas y adolescentes.

¿Cómo se diagnostica y cómo se trata?

La anemia, tal y como apuntan desde el Centro Pediátrico de Sevilla, se diagnostica generalmente con un análisis de sangre. “La prueba contará el número de cada tipo de glóbulo presente en una muestra y luego verificará la cantidad de hemoglobina contenida en los glóbulos rojos”, exponen desde la clínica. En caso de que no sea por falta de hierro puede no detectarse mediante esta prueba, por lo que los médicos deberán realizar otras para poder dar con el problema.
Una vez el diagnóstico de anemia en el niño o niña está confirmado, el pediatra debe estipular qué tratamiento es el adecuado para que el paciente infantil supere la anemia. Dado que estamos hablando de las causadas por la falta de hierro como las mayoritarias, en estos casos el tratamiento recomendado, indican desde Centro Pediátrico de Sevilla, es la suplementación de este mineral esencial para la salud del organismo. Se toma por vía oral y suele provocar, advierte desde la clínica, que el niño que toma estos suplementos tenga veces negras.
De forma paralela al tratamiento, los médicos también recomendarán incidir en la dieta del menor en caso de que no esté aportándole sus necesidades nutricionales. Ten en cuenta que alimentos ricos en hierro son las legumbres, a todas luces muy saludables, los huevos, el pescado, cereales como la avena, la verdura de hoja verde y también la carne roja, pero está última ya sabes que se debe consumir con moderación.
De todos modos, en caso de que detectes síntomas en tu hijo o hija de que algo no va bien, consulta con su pediatra y ponte en sus manos para ayudar a que se recupere lo antes posible siguiendo los consejos médicos, sea anemia lo que le tiene o no.
tracking