Ser Padres

¿Conoces el modelo de la escuela democrática?

Del mismo modo que los paradigmas sociales cambian, los modelos educativos también buscan la evolución. En esta ocasión hablamos de la escuela democrática, un método de enseñanza que tiene el objetivo de llevar los principios democráticos a las escuelas. Su implantación es tema de discusión, conozcamos en qué consiste.

La escuela democrática es un modelo educativo que como bien dice su nombre sostiene que se deben aplicar principios democráticos en la estructura y las formas de trabajo de las escuelas. Se busca fomentar que la participación a la hora de tomar decisiones -en lo que respecta a la organización y al aprendizaje- sea libre e igualitaria por parte de los alumnos y los profesores.
Es decir, es una idea de enseñanza que se imparte a todos por igual y que se caracteriza por incluir valores como la justicia, la confianza, el respeto y la autodeterminación. Su meta principal es alimentar los distintos intereses y la curiosidad de los más pequeños.

Objetivos de la educación democrática

Se dice que este tipo de educación surgió en torno al siglo XVII, pero fue en el XIX cuando empezaron a extenderse y desarrollarse las escuelas democráticas. Desde entonces, su efectividad en cuanto al desarrollo infantil ha originado debates a lo largo de los años. Actualmente se podría considerar que los objetivos que persigue este modelo son:
  • El aprendizaje mediante la experiencia y no a través de la memorización.
  • El respeto de los ritmos de cada alumno.
  • Ver los errores como una pieza más del proceso de aprender.
  • La enseñanza basada en la colaboración y no en la competitividad.
  • La estimulación del interés personal de los alumnos en las relaciones sociales.
  • Dejar estar a la creatividad, sin frenarla y sin estimularla de manera precoz.
  • La complicidad e implicación de la familia.
  • Considerar la importancia de la naturaleza como un ambiente fundamental en la educación.

Principios de la escuela democrática

Este método se presenta como un nuevo enfoque para concebir la escuela y su estructura. Estas son algunas de sus características:
  • El alumno es quien decide y dirige su propio proceso de aprendizaje. Se considera que el juego es una parte importante del mismo y se fomenta.
  • Se busca la participación activa de todos los elementos que conforman la comunidad educativa, desde los docentes hasta los alumnos y el personal administrativo.
  • Se persigue un intercambio de ideas entre alumnos fomentando la expresión de sus intereses.
  • No existen las evaluaciones como tal, no se califica al alumno, en vez de eso se determinan sus logros.
  • Se pretende estimular la responsabilidad de los niños.
  • Suele ponerse en práctica en espacios con pocos participantes.

Beneficios y contras de este modelo educativo

Fuente: iStock

escuela democraticaFuente: iStock

Es una forma de enseñanza que reúne ventajas como estas:
  • Fortalece la autoestima porque enseña al alumno a estar satisfecho consigo mismo.
  • Estimula la constancia como forma de aprendizaje.
  • Permite al niño expresar sus sentimientos e intereses.
  • Favorece el desarrollo de otro tipo de valores ya que el niño actúa por sí mismo. Además, contribuye a potenciar la responsabilidad, la autonomía y el autoconocimiento.
En cuanto a las visiones negativas, se considera lo siguiente:
  • Que es un modelo con ventajas, pero que reúne numerosas críticas, lo que hace difícil su aceptación completa por parte de los educadores.
  • Que exige un mayor trabajo y esfuerzo manteniendo el mismo sistema de pago.
  • Que puede llevar a la manipulación de los ideales y encauzarlos al gusto del educador.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking