Ser Padres

Cepillos para el pelo de los niños: estos los que lo mimarán al máximo

Cuidar el cabello de los peques desde su nacimiento es la mejor manera de mantenerlo en el mejor estado posible y, en consecuencia, de prolongar su vida a largo plazo, y nada más efectivo para hacerlo que un cepillo de calidad que se ajuste a las características concretas de cada pelo y que no sea agresivo con el cuero cabelludo.

Qué importante es cuidar hasta el último detalle de la salud. Y si te ha tocado ser madre o padre en el 2020, tienes la gran suerte de poder contar con muchísima información de garantías de la que tenían tus padres. Por eso ya no vale el discurso del “se ha hecho así toda la vida”, ni da igual este producto que este otro, “si total, es lo mismo”. A continuación te vamos a poner un ejemplo muy concreto de ello: el cepillo de peinar a tu hijo. No, no todos son igual de recomendables.
En primer lugar, porque depende de la edad del niño, ya que no es lo mismo el cuero cabelludo de un recién nacido, casi desnudo de pelo, que el de un crío más mayor, que tenga su pelo formado. En segundo lugar, porque depende de las características del pelo y del cuero cabelludo de cada niño también. Por ejemplo, no es lo mismo un peque con el pelo rizado, como tampoco lo es si lo lleva largo o muy corto, y también hay que tener en cuenta casos excepcionales como el de los niños que no terminan de perder su costra láctea, que tienen la zona más delicada. Y en tercer lugar, tan importante como los dos factores anteriores, es decisivo tanto la ergonomía como el material en el que está diseñado el cepillo, que debe ser de calidad. No más o menos costoso, sino de garantías.
En líneas generales, tal y como afirma el equipo de estilistas de Jean Louis David, “el cepillo plano es ideal para peinar el cabello de tu recién nacido o para desenredar el de los niños un poco más mayores”, que suelen tenerlo menos hidratado que los adultos. Además, recomienda que el cepillo tenga las cerdas en seda hasta el año de vida, más suaves, en la línea de cómo debe ejercerse el cepillado, y que incorpore una almohadilla en la base de las púas para niños mayores de tres años con una melena que se prolongue más allá de los hombros.
A partir de los mencionados tres años, el equipo de la famosa cadena de salones de peluquería diferencia entre el cabello fino y el denso para escoger un cepillo a medida que cuiden el cabello del pequeño. En el primer caso, recomienda optar por “un cepillo de cerdas de jabalí para realizar un cepillado más delicado”, y en el segundo considera que el diseño mixto, “de cerdas de jabalí y nailon”, se ajusta mejor a las características de un cabello grueso. La excepción en cuanto a la forma del cepillo es para el pelo rizado, para el cual lo ideal el diseño de púas anchas. que desenreda con más facilidad la melena.
Eso sí, y aquí de nuevo la diferencia entre dos cepillos que parecen lo mismo pero no lo son, el equipo de profesionales de Jean Louis David advierte de que el material importa, y mucho. “Lo mejor es que elijas unas púas de madera con punta redondeada”, indican, mucho más aconsejable que las de plástico -”favorecen la electricidad estática”- y las de metal -”son demasiado agresivas”.
Hemos seleccionado diez diseños en base a las indicaciones analizadas a lo largo de este texto, intentando además que en su mayoría sean de un tamaño que se adapte bien a las manos infantiles, para que poco vayan aprendiendo a hacer bien una tarea que será parte de su rutina diaria de cuidados.
tracking