Ser Padres

Todo lo que debes saber sobre las medidas del saco gestacional

El saco gestacional rodea al embrión y es fundamental en las primeras semanas de embarazo porque garantiza su evolución. Es una estructura que va creciendo y prestar atención a las medidas que va adoptando nos dará mucha información acerca del futuro bebé y su correcto desarrollo.

Estás embarazada y al ir a hacerte la primera ecografía (si no lo has hecho ya) conocerás el término “saco gestacional”. Y si nunca has oído hablar de él seguramente te preguntarás a qué se refiere. Se trata de una estructura que va cambiando de tamaño y que es muy importante durante las primeras semanas de embarazo. Veamos qué es, su función y las medidas que va adoptando.

¿Qué es el saco gestacional?

Lo más básico que debes saber es que el saco gestacional o embrionario es una estructura. Una estructura que decimos que es muy importante porque se encarga ni más ni menos que de refugiar al embrión y de proporcionarle todos los nutrientes que requiere para crecer y desarrollarse.
El saco gestacional comienza a crearse poco después de que se haya dado la implantación, es decir, cuando el embrión se implanta en el útero. Al principio, tiene una forma redondeada, pero luego va siendo más irregular porque se va adaptando al útero. Es esencial durante los primeros momentos de embarazo por las funciones que desempeña, pero será a las semanas 9 y 10 de gestación, cuando esta estructura empiece a dar paso a la placenta.
La placenta será después el órgano encargado de aportar oxígeno y nutrientes al futuro bebé, y lo hará ya hasta el final del embarazo. Y es que, mientras la placenta no está desarrollada, las propias células del cigoto son las que crean dos cámaras: el saco amniótico (que se llenará de líquido y será donde flote el bebé) y el que ya conocemos, el saco gestacional.

La importancia del saco gestacional

No obstante, esta estructura es también muy importante por otras razones. Primero, porque es el primer signo de embarazo que se ve en una ecografía. ¿Y cómo podemos distinguirlo? En el ultrasonido se puede apreciar en el interior del endometrio como una especie de esfera de color oscuro rodeada por un borde claro.
Asimismo, el saco gestacional permite comprobar si el embrión se ha implantado en el endometrio o en el exterior del útero. Es decir, si se trata de un embarazo intrauterino o ectópico. Por otro lado, una vez que se detecta tal saco, analizar las medidas del mismo nos sirve para saber que el embrión crece con normalidad, además de poder conocer la edad gestacional.

Tamaño del saco gestacional

Como ya hemos ido apuntando, conocer el tamaño del saco nos ayudará a comprobar que el futuro bebé se está desarrollando bien.
Normalmente, el saco gestacional irá creciendo más o menos entre 1 y 1,15 milímetros al día, y lo hará hasta la semana 9, cuando deje paso a la placenta y esta asuma por completo la alimentación del feto. Un valor que podemos tomar como referencia es que a las 4 o 5 semanas de gestación, el diámetro del saco mide entre unos 2 y 4 milímetros.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking