Ser Padres

¿Qué es la superfetación o embarazo superfluo?

La superfetación o embarazo superfluo es un fenómeno extremadamente raro en el que una mujer se queda embarazada cuando en realidad ya lo está, con solo unos días de diferencia.

La superfetación, o embarazo superfluo, es el hecho de quedar embarazada… ¡cuando ya lo estás! La prensa, en muchas ocasiones, se ha hecho eco de mujeres que han vivido esta situación, gestando dos bebés que no son gemelos, fruto de un óvulo y un espermatozoide distintos.
En la literatura médica, en realidad, estos casos son extremadamente raros. Tan raros, que hasta el momento solo se han identificado una docena de casos en todo el mundo. Por otro lado, el embarazo superfluo es más común en animales, especialmente en los conejos.
Es más, ocurre con tan poca frecuencia que los expertos no saben con exactitud cuántas veces ha ocurrido, pero, hasta ahora, se han estudiaron alrededor de unos 10 casos en revistas médicas.

¿En qué consiste el embarazo superfluo o la superfetación?

En los seres humanos, por lo general, no es posible volverse a quedar embarazada cuando ya lo está, ya que las propiedades del útero hacen que no se pueda producir una segunda implantación cuando ya se ha implantado un embrión. Esto se debe básicamente a la modificación de las células del endometrio, que, por lo general, evitan una nueva implantación.
Sin embargo, todos hemos oído hablar de los pocos casos de superfetación o embarazo superfluo en humanos, recogidos en la literatura médica, pero se trata, en realidad, de un proceso extremadamente raro que, se supone, no debería ocurrir.
Básicamente, la superfectación es cuando una mujer se queda nuevamente embarazada cuando ya lo está, algo que puede ocurrir con unos pocos días de diferencia. Es decir, en la práctica, empieza un embarazo cuando ya otro está en marcha.

¿Cuáles son las causas de la superfetación?

Normalmente, tan pronto como un espermatozoide fecunda o fertiliza un óvulo, las paredes del útero se espesan con la finalidad de evitar que se adhiera a él un segundo embrión. Por otro lado, los cambios hormonales detienen nuevas ovulaciones. Por este motivo, la mujer deja de ovular tan pronto como se encuentre al comienzo del embarazo.
En el caso de un embarazo gemelar, hay una fecundación de un óvulo por parte de un espermatozoide, pero luego el óvulo se divide en dos: así, los gemelos se parecerán mucho y serán del mismo sexo (es lo que se conoce como gemelos monocigóticos o idénticos).
En el caso de los gemelos dicigóticos, o fraternos, se han desarrollado dos ovulados, y cada uno de ellos ha sido fecundado por un espermatozoide. Los dos bebés, entonces, pueden ser de distintos sexos y menos parecidos.
Sin embargo, donde la superfectación es extraordinaria es cuando un segundo óvulo no es expulsado al mismo tiempo, o incluso en el mismo ciclo menstrual, de forma que un nuevo espermatozoide lo fecunda, logrando adherirse a pesar de la presencia de otro óvulo, ya implantado, el cual puede llevar días o incluso semanas fecundado. Cuando esto ocurre, entonces sí es posible que se desarrollen dos embriones que no son gemelos, casi al mismo tiempo.

¿Superfertilización o superfetación?

La superfetación no debe ser confundida con la superfecundación, que consiste en otro fenómeno raro, que afecta a 1 de cada 13.000 embarazos, en el que se produce la fertilización de dos óvulos por dos espermatozoides durante el mismo ciclo, pero no durante la misma relación sexual.
Este fenómeno puede pasar desapercibida, porque la pequeña diferencia de tiempo existente entre las dos fecundaciones hace pensar en la existencia de un embarazo gemelar con “gemelos fraternales”. Hasta ahora se han reportado diecinueve casos en toda la literatura médica mundial.

¿Existen riesgos?

Aunque es cierto que la superfetación se trata de un fenómeno realmente raro, no hay nada que parezca indicar que el embarazo superfluo implique ningún riesgo en particular tanto para la embarazada como para sus bebés.
El embarazo simplemente se desarrolla como un embarazo gemelar, más allá de esta concepción atípica.

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking