Ser Padres

¿Quieres que tus hijos crezcan con valores? Edúcalos con estas actividades y juegos

¿Cómo educar en valores en casa? Es muy sencillo: solo tenemos que pensar en que muchos expertos dicen que el juego es el mejor vehículo de aprendizaje que tienen nuestros hijos. Por tanto, podemos utilizarlo como nuestra mejor arma para otorgar una buena educación en valores desde la primera infancia.

“Los bebés comienzan a expresar sus emociones desde el momento del nacimiento. Es más, mediante sofisticadas pruebas se ha podido comprobar que ya en el periodo prenatal se experimentan las primeras emociones”. Así habla el psicólogo Rafa Guerrero sobre el desarrollo de las emociones en los más pequeños en su libro ‘Educar en el vínculo’ (Ed. Plataforma Actual).
Teniendo en cuenta que este desarrollo comienza en el nacimiento y que las emociones están muy conectadas con los valores, concluiríamos que deberíamos empezar a educar en valores a nuestros hijos desde el momento en el que nacen.
Aunque, ciertamente, cuando son bebés, solamente podremos centrarnos en las emociones más primarias. A medida que crezcan y vayan teniendo constancia del mundo que les rodea, de sus propias emociones y, sobre todo, entiendan las emociones del otro, será el momento en que debamos centrarnos especialmente en esa educación en valores que decimos.
Educación en valores entendida, como la educación en normas éticas como el civismo, la moral, la solidaridad, la igualdad o el respeto al prójimo, entre otros. Valores, en definitiva, que permitirán a nuestro hijo adaptarse a un mundo cada vez más complejo y globalizado y, además, ser buen ciudadano.
Aunque la educación en valores es una materia que siempre se ha creído recae en la escuela, lo cierto es que la familia juega un papel fundamental en ella. Somos nosotros los que tendremos que comenzar a regar esa semilla.
Pero, ¿cómo hacerlo? Se nos ocurren muchas formas, pero ninguna tan precisa y tan efectiva como la que nos brinda el juego: aunque lo veamos como mero entretenimiento, lo cierto es que el juego representa el principal vehículo de aprendizaje durante la infancia. Además, es especialmente importante para crear relaciones sociales: “el ser humano, como el resto de los mamíferos, es un ser social y necesita de la relación y la vinculación con los demás. En ocasiones, el juego de los niños es solitario, a veces con sus iguales y otras con sus figuras de apego. Tanto un tipo de juego como los otros son fundamentales para desarrollar y cubrir las necesidades sociales que tenemos los mamíferos”, afirma Rafa Guerrero.
Aunando todo, podemos llegar a la conclusión de que el juego puede ser nuestra mejor herramienta para educar en valores desde casa.
Os proponemos una serie de juegos y actividades para que empecéis a educar en valores a vuestros hijos desde ya.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking