Ser Padres

Jabones para el lavado de manos de los niños

Es fundamental inculcar la higiene y la limpieza en los niños desde bien pequeños porque no es tarea fácil conseguir que pasen por el lavabo tanto como nos gustaría. Con cariño, insistencia y, por qué no, un poco de diversión, puedes conseguir que lo incorporen en sus rutinas con éxito. Y si van a hacerlo, que sea con los jabones más adecuados y eficientes para ellos.

La de la higiene es una pequeña batalla que los padres tienen que librar con tesón hasta que sus hijos adquieren los hábitos recomendables en un ámbito que les afectará durante toda la vida. Pero, como ocurre con otras tantas luchas, tirar la toalla es un deseo que aparece a menudo por el cerebro cuando es imposible que respondan por mucho que se les pida con cariño, bien explicado y con insistencia. Hasta tal punto es difícil conseguir que entiendan lo necesario que es mantener una higiene adecuada, que puede ser el triunfo del día que se cepillen los dientes o se laven las manos con jabón, motu proprio.
Porque ya no hablamos de pasar por la ducha, todo un Everest para muchos peques y adolescentes, sino que lo estamos haciendo de esos pequeños gestos que una vez asimilados no cuesta nada hacerlos. Más que los dientes, un ejemplo manifiesto de esto es la segunda medida de higiene mencionada anteriormente, el lavado de manos, que se debe hacer muchas más veces al día.
Al llegar a casa se les ocurren cien cosas mejores que hacer que lavarse las manos, y antes de comer hay demasiada hambre como para perder un minuto yendo al baño, que además queda para ellos a una distancia sideral de la cocina o de cualquier otro espacio de la casa en el que se encuentren cuando la comida está lista.
Aunque cada tramo de edad es un mundo, este tipo de hábitos se deben trabajar desde bien pequeños, de tal forma que queden grabados en el espacio del cerebro donde almacenan las tareas rutinarias. No hay herramientas que te garanticen que no tengas que pedírselo cada vez cinco o seis veces hasta que lo hagan, pero cuando son pequeños funciona muy bien hacerles responsables de sus propios productos. Tienen su cepillo de dientes y por eso quieren utilizarlo, y esto se puede repetir con el jabón, cuya elección es también muy importante para garantizar un buen cuidado de su piel.
Ambas opciones, la estética y la sanitaria, son los dos factores principales de decisión a la hora de escoger jabón infantil de manos. Nosotros hemos hecho una variada selección, todos ellos productos de calidad pero con cualidades distintas para que puedas decantarte por el que más encaje con tus preferencias.

Periodista y mamá de dos niñas con las que aprendo cada día. ¿Conoces esa frase que dice “nada te prepara para ser madre pero ser madre te prepara para lo que sea”? Real como la vida misma.

tracking