Ser Padres

¿Cómo disimular la barriga después del embarazo?

Ya lo decimos siempre, con el embarazo el cuerpo de la mujer vive multitud de cambios, por eso es normal que después del parto no vuelva de repente a su estado anterior. Si estás en el posparto puede ser que quieras disimular algunas zonas de tu cuerpo con las que todavía no te sientes cómoda del todo. Mira estos consejos.

Como es lógico, una de las partes del cuerpo de la mujer que más sufre cambios en el embarazo es la barriga. Sobre todo, después de dar a luz. Si te encuentras en el posparto, seguramente sepas a lo que nos referimos: todavía te sientes algo más grande e hinchada de lo habitual y tu abdomen ha ganado tamaño.
Antes de nada, no te obsesiones con ello, ten en cuenta que es algo absolutamente normal. Con el tiempo y buenos hábitos, te irás recuperando. Eso sí, mientras llega ese momento quizá quieras disimular un poco aquellas partes con las que no estás tan cómoda. Para ello, estos pequeños consejos podrían servirte de ayuda.

¡Apuesta por el oscuro!

Los colores más oscuros tienen la capacidad de crear una ilusión de tersura, lo que ayuda a esconder un poco el aumento de tu abdomen o quizá las caderas que también han ganado volumen.
Además, si optas por vestirte de los pies a la cabeza con el mismo color, se generará una línea vertical con la que aparentemente ganarás altura. Si el color negro en sí no te convence lo suficiente, recuerda que puedes elegir también el gris, el azul marino o el marrón. Si decides vestirte de esta manera, quizá puedes dejar los colores para los accesorios como pañuelos, collares, bolsos o zapatos.

Evita los adornos en exceso

Como contraposición, evita las prendas que tengan demasiados adornos extra. Especialmente, en la parte inferior del cuerpo. Hablamos de bolsillos amplios y botones muy grandes, estampados muy recargados o blusas con muchos pliegues. Este tipo de ropa lo que hace es dar una dimensión poco deseada al cuerpo. Puedes elegir en su lugar prendas más lisas sin tantos adornos.

Utiliza accesorios

Como ya apuntábamos antes, usar complementos es una buena alternativa. Por ejemplo, apostar por bufandas largas y delgadas, así como collares largos dará verticalidad a tu cuerpo. Además de ello, llevarás la atención a los accesorios y las miradas no estarán pendientes precisamente del aumento de peso.
Un accesorio clave es el cinturón, lo pueden usar a la altura de la cintura o sobre ella, y además de hacer que parezca que tengas menos volumen, le darán un toque a tu conjunto por sencillo que fuese.

Pon atención a la tela

Si utilizas prendas hechas con telas ligeras, suaves y, en definitiva, con caída, serán más favorecedoras que aquellas fabricadas con telas gruesas que aprieten demasiado tu cuerpo. Algunas buenas opciones son los jerséis ligeros, suéteres de seda o blusas no ajustadas. Si a estos ejemplos les añades unos pantalones como vaqueros oscuros, tendrás un conjunto cómodo y refinado al mismo tiempo. Un ejemplo también son las faldas con vuelo y los vestidos; prendas que te resultarán frescas, cómodas y versátiles.

Observa las formas

Las camisetas con cuellos en V, los escotes de diferentes formas que dejen ver algo de piel o los estampados con líneas verticales son pequeños detalles con los que también atraerás las miradas hacia la parte superior del cuerpo y desviando la atención de otras zonas que quieres disimular.

Fíjate en el dobladillo

Aunque no lo creas, el dobladillo de los pantalones también tiene que jugar en este aspecto. Por eso lo mejor es que este esté a unos 3 centímetros del suelo. Si optas por unos zapatos más puntiagudos también ganarás un poco de altura porque tus piernas se ven algo más largas.

Usa algo de tacón

Aunque los zapatos planos sean tu mejor aliado, usar un par con algo de tacón es también una buena idea. Hablamos de unos tres o cinco centímetros a lo sumo, piensa que unos tacones de aguja cuando tengas que coger al bebé en brazos igual no son la mejor opción. Sin embargo, esa ganancia en unos pocos centímetros sí que puede hacer que parezcas más alta por poco que sea. Si en tu caso no te resultan prácticos para el día a día, los puedes reservar para aquellos días en los que quieras verte más arreglada sin perder comodidad.
Estos son solo algunos consejos que te ayudarán en caso de que quieras disimular un poco algunas partes de tu cuerpo que han cambiado con el embarazo, pero recuerda que la mejor recomendación es que te sientas bien contigo, que no prestes excesiva atención a esto y que disfrutes de una de las etapas más bonitas de tu vida.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking