Ser Padres

Desodorantes infantiles: los mejores para su piel

Después de contarte todo sobre este tipo de productos y cuándo se deben empezar a usar, hemos elaborado una lista con diez desodorantes infantiles que son una garantía en lo más importante: la no agresión a la piel.

Hace pocas fechas le dedicamos un texto en exclusiva a los desodorantes infantiles. Te contamos cuándo se deben empezar a usar, por qué, y qué características, grosso modo, deben tener. Incluso te explicamos por qué creemos que el sudorhuele mal y cuando puede empezar a ocurrir algo así.
Sin embargo, no incluimos opciones concretas que sean recomendables para proteger la piel de los niños y al mismo tiempo evitar que el olor corporal sea un problema social para ellos y un mal trago para quienes conviven con él en casa y en el cole.
Entre otras cosas no las incluimos porque afortunadamente hay muchas opciones de calidad en el mercado hoy en día. Por lo tanto, hubiese sido injusto dar un par de nombres y dejarnos en el tintero otros muchos productos eficaces y cuidadosos al mismo tiempo con la salud de la piel de quien los usa.
Han pasado unos días desde que escribimos aquel tema y ya hemos tenido tiempo de organizar las ideas y, en consecuencia, de elaborar una lista muy completa con productos que se pueden recomendar con absoluta garantía.
En total, hemos elaborado una lista con diez desodorantes infantiles. La prioridad absoluta para seleccionarlos ha sido la salud; ninguno de ellos agrede a la piel del menor. A partir de ahí, entran en juego matices subjetivos como si te gusta más un tipo de olor u otro, el formato en el que se vende o el precio.
Además, debes tener en cuenta que puede pasar como con los desodorantes para adultos, que no todos tengan el mismo grado de eficacia. En muchas ocasiones, depende también de la piel y de cómo sea el olor corporal del crío, o las horas que le aguante haciendo de escudo a dicho mal olor. Para poder dar con el desodorante perfecto, no queda otra que tirar del viejo truco del prueba y error.
Eso sí, no es lo mismo empezar a hacerlo sin referencias y sin tener ni idea de lo que se compra, que con la seguridad que da saber que, cuanto menos, la piel del niño estará protegida.
tracking