Ser Padres

Estos son los retrasos madurativos más comunes en niños (y su tratamiento)

¿Cuáles son los retrasos madurativos que más se dan en niño? Y, lo más importante, ¿cómo se pueden detectar y tratar?

Cualquier padre se preocupa del desarrollo y el crecimiento de su hijo, precisamente por eso, es fundamental conocer cuáles son los tipos de retrasos madurativos más frecuentes en los niños, y claro está, sus causas y tratamientos.
Precisamente esto es lo que te voy a contar en este artículo para que tengas más que claro los aspectos más importantes que debes conocer.
Los retraso madurativos más frecuentes, y a la vez, que más preocupan a los padres, son:
  • Retraso en la marcha
  • Retraso en el lenguaje
  • Retraso en la socialización
Niño aprendiendo a caminar

Niño aprendiendo a caminarGetty Images/iStockphoto

Retraso en la marcha

El desarrollo motor de los niños está muy bien definido en lo que se refiere a sus patrones.
El sentido del desarrollo va de arriba hacia abajo. ¿Por qué? Sencillo ¿De qué te serviría poder andar si no puedes mantener la cabeza o el cuerpo rectos? No tendría sentido.
Debido a ello, lo primero es sostener la cabeza, luego la columna sentado y finalmente, empezar a ponerse de pie.
En este proceso, el gateo es algo completamente accesorio, lo que significa que no es imprescindible como paso antes de ir de mantenerse sentado a ponerse de pie.
El inicio de la marcha se produce alrededor del año de vida, aunque hay niños que pueden comenzar antes o después sin que esto se asocie a ninguna patología.
Este desarrollo es algo bastante innato y, por lo tanto, no es especialmente relevante un proceso de aprendizaje o imitación, pero sí una mínima estimulación motora que permita a los niños ir ganando la fuerza suficiente en cada grupo muscular como para sostener la parte del cuerpo de referencia.

Causas de retraso en la marcha

Aunque hay diferentes enfermedades neuromusculares que pueden provocar síntomas como este, como la distrofia muscular de Duchenne o de Becker, la mayoría de los problemas motores aislados no suelen revestir gravedad y se asocian a falta de estimulación.
Por el contrario, los casos de retraso motor asociados a otros problemas madurativos como el lenguaje, el aprendizaje o la socialización, suelen estar asociados a trastornos del desarrollo con una causa neurológica específica y asocian un peor pronóstico.
Para poder establecer el origen, es imprescindible la realización de una valoración por parte de un neuropediatra para que evalúe el nivel de dificultad y la necesidad de pruebas complementarias.

Tratamiento de los retrasos de marcha

Independientemente de la causa, un retraso de la marcha se trata siempre con estimulación mediante fisioterapia.
Además, se puede beneficiar en función otras terapias físicas complementarias como puede la terapia con animales o el deporte asistido.
En casos específicos asociados a causas concretas, el uso de suplementos de carnitina, coenzima q10 y/u omega 3, puede resultar de interés.

Retraso en el lenguaje

El retraso en el lenguaje suele asociar una mayor preocupación por parte de los padres, especialmente cuando se asocia también a problemas de comprensión.
El lenguaje, a diferencia del desarrollo motor, no es algo intrínsecamente innato a la especie humana.
De hecho, hablar podría considerarse como uno de los procesos neurológicos más precoces y complejos a los que se tiene que enfrentar nuestro cerebro y todo el sistema nervioso. Si no tenemos el estímulo adecuado, no aprenderemos.
El inicio del lenguaje se produce alrededor del año de vida, aunque, igual que en desarrollo motor, hay niños que pueden comenzar antes o después sin que esto se asocie a ninguna patología. Es probable que el margen de normalidad aceptable sea más amplio en este área.

Causas del retraso en el lenguaje

Hay algunos aspectos de interés relacionados con el desarrollo del lenguaje que creo conveniente que conozcáis.
Por un lado, hay un aspecto relacionado con la lateralidad. Consiste en que las personas diestras, la mayoría, tenemos el núcleo del lenguaje en nuestro hemisferio cerebral izquierdo, que controla la parte derecha de nuestro cuerpo.
Por el contrario, las personas zurdas no tienen un solo núcleo situado en el hemisferio derecho, sino que cuentan con dos núcleos, cada uno más o menos desarrollado, que hace que pura haber una lateralidad menos definida.
Este tipo de estructura doble es más compleja que la única y, por lo tanto, más laboriosa de desarrollar. Es por esto que las personas zurdas suelen comenzar a desarrollar el lenguaje más tarde que las diestras.
Por otro lado, hay un importante componente genético en el desarrollo del lenguaje, esto supone que, cuando te encuentras un chico con problemas en el desarrollo del mismo, lo primero que debas hacer sea investigar sobre la edad de inicio del lenguaje de la rama paterna.

Tratamiento del retraso en el lenguaje

Al igual que en el apartado motor, el retraso del lenguaje requiere fundamentalmente una intervención logopédica.
Independientemente de ello, en los caos en los que el retraso del lenguaje se asocia a otros retrasos, es importante valorar si se trata de un problema independiente o relacionado, ya que en caso de ser secundario a otro cuadro, una terapia logopédica exclusiva puede ser bastante poco útil.

Retraso en la socialización

Con diferencia respecto a los dos anteriores, este es uno de los más importantes, más preocupantes, pero a la vez, menos conocido y peor valorado.
¿Qué significa esto? Pues que es relativamente fácil tener claro si un niño anda o hablar de forma correcta a una determinada edad, pero mucho más complejo determinar si el nivel de socialización es correcto en cada momento.
Esto conlleva un importante componente subjetivo en la percepción de este proceso evolutivo por parte de los padres.
Lamentablemente, esto, unido a una escasa información y concienciación hacia los padres sobre los problemas y trastornos del desarrollo provoca que la sospecha y consulta por posibles dificultades se demore en exceso y, con ello, también la intervención y el tratamiento.

Causas del retraso en la socialización

Aunque la causa más frecuente de retraso en la socialización se asocia a la falta de estímulo, de contacto social y al uso excesivo de dispositivos electrónicos como móvil, tablet, ordenador o televisión, aunque no deja de ser clave que la causa más importante es la existencia de un cuadro de autismo.
Debido a ello, se considera fundamental estar alerta ante la más mínima sospecha de alteración en este área.

Tratamiento del retraso en la socialización

La terapia fundamental en este tipo de casos es la estimulación multisensorial mediante atención temprana asociado a la suspensión de dispositivos electrónicos, la estimulación verbal intensiva por parte de los padres y apoyo con terapia de relaciones sociales.
Estas herramientas iniciales se pueden complementar con las específicas derivadas de la causa específica detectada en cada caso.
Resumen
tracking