Ser Padres

Pequeñas y grandes cosas que pueden hacer solitos según su edad

Sabemos que cada niño va a su ritmo y que es fundamental respetarlo, eso ante todo, pero según van creciendo, a cada edad se le atribuyen unas habilidades y aprendizajes que los niños, por regla general, van adquiriendo. Te contamos qué pequeñas y grandes cosas va a poder hacer tu hijo según su edad.

Los niños están en constante aprendizaje. Desde que nacen están observando todo lo que les rodea e intentando entenderlo e imitarlo, pues es una condición natural del ser humano y es en el primer año cuando más se desarrolla su capacidad de aprender, todo lo que perciben es nuevo y les estimula. Aun así, a cada etapa es normal aprender unas cosas u otras ya que se enfrentan a nuevos retos y situaciones según van creciendo, y  gracias a estos se convierten en adultos  y entienden lo que les rodea. Siempre que se habla de los hitos de aprendizaje que los niños logran a cada edad, hay que matizar y aclarar que se habla como aspectos generales, hitos generales que se suelen dar en cada momento del desarrollo del niño. Sin embargo, como siempre decimos, hay que saber que cada niño tiene su ritmo y sus procesos madurativos son muy personales, por lo que no debe entenderse estos hitos como reglas o normas fijas, ni entender que si nuestros niños no lo logran a esa edad debemos alarmarnos.

La manera en la que juega, habla y actúa nos indica si el desarrollo que está llevando a cabo nuestro hijo es el adecuado, por lo que debemos prestar atención a que todo vaya correcto y reportar al pediatra si observamos algún comportamiento que nos resulta extraño. No debemos alarmarnos a la mínima, pues como sabemos, hay niños a los que les cuestan más algunas cosas que a otros.

Dependiendo de su edad, su desarrollo se centra más en un aspecto que en otro, siendo en los primeros años de vida cuando aprenden cosas básicas como hablar, caminar, comer… Es en estos años cuando aprenden a interpretar la información que les dan sus sentidos y se inician en la interactuación con el resto del mundo. Según vayan creciendo, aprenderán cosas más complejas como a interactuar mediante palabras, resolver problemas, o imaginarse situaciones posibles.

Dentro del aprendizaje de los niños, se estimulan diversas facetas como la memoria, el habla, la atención o la percepción, que hacen de nosotros seres sociales y racionales e influyen activamente en la inteligencia y la personalidad de la persona que se está creando. De este modo, se llevan a cabo tres desarrollos principales durante la infancia: cognitivo, emocional y social. Cabe destacar que en este desarrollo también influyen la herencia biológica y un ambiente favorecedor. Aquí te contamos lo que tu hijo, por norma general, irá aprendiendo según va creciendo cada año.

tracking