Dermatitis del pañal

Mi bebé tiene el culete rojo: la dermatitis del pañal

La inflamación de la piel cubierta por el pañal, tanto glúteos como genitales, es frecuente durante el primer año de vida o incluso más allá, hasta que los niños dejan de usar el pañal.

A causa de la humedad y el contacto con orina y heces que maceran la piel, esta se enrojece, se inflama, incluso pueden aparecer heridas o sangrado y a veces complicaciones como sobreinfección por bacterias o por hongos. Los componentes del pañal (colorantes, fragancias, gomas, productos químicos), de las toallitas de limpieza, el roce del pañal con la piel, la limpieza excesiva de la zona o la aplicación de determinados productos favorecen esta inflamación.

Mi bebé tiene el culete rojo
Foto: Istock

Cuando retiramos el pañal solemos encontrar enrojecimiento en las partes que están en contacto directo con el pañal. Dentro de los pliegues que se forman en la ingle o muslos no solemos encontrar afectación.

Debemos estar atentos a otros hallazgos como lesiones redondeadas en los bordes, pústulas, ampollas o enrojecimiento alrededor del ano, que deben hacernos pensar en sobreinfección por hongos o bacterias. Si la piel del interior de los pliegues también está afectada o hay heridas o incluso sangrado nos encontramos con una dermatitis más grave.

¿Cuál es el tratamiento de la dermatitis del pañal?

Si se trata de una dermatitis leve, en las que solo hay enrojecimiento de la piel, inicialmente recomendamos cambios frecuentes del pañal, limpiando con agua templada y unas gotas de jabón suave y evitando toallitas. Lo haremos lo antes posible, en cuanto el bebé elimine orina y heces para evitar que éstas irriten la piel y si es posible terapia del “culo al aire”.

Consiste en dejar al bebé sin pañal durante algún período de tiempo, por ejemplo, una hora tras haber eliminado deposiciones. Esta medida corta el problema “de raíz” puesto que eliminamos el pañal, la humedad y la irritación provocada por heces y orina. Es una medida sencilla pero muy eficaz, si bien es cierto que no podemos tener al bebé sin pañal durante todo el día.

Además de estas medidas se recomienda utilizar cremas denominadas de “barrera”, que se adhieren a la piel y la aíslan del contacto con heces y orina. Existen muchas marcas en el mercado. Suelen ser más pastosas (pastas al agua, ungüentos) y suelen llevar contenido de sulfato de zinc, componente que disminuye la irritación y que puede encontrarse en concentraciones del 12% hasta el 40%. Cuanto más alta es la concentración de zinc mayor es el efecto sobre la inflamación. 

Cómo tratar la dermatitis del pañal
Foto: Istock

Podemos encontrar el caso de dermatitis del pañal complicadas con infecciones por hongos o bacterias. En estas situaciones y tras la visita al pediatra deberán aplicarse cremas específicas, antibióticas o antifúngicas. Tras su aplicación pondremos otra capa de crema “barrera”.

Algunos estudios muestran la utilidad de la leche materna en el tratamiento de la dermatitis del pañal, por sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas. Equiparan sus efectos a los de un corticoide suave en las dermatitis leves o moderadas.  

¿Cómo puedo prevenir la aparición de la dermatitis del pañal?

Podemos prevenir la dermatitis evitando el contacto prolongado de heces y orina en la piel del bebé, por lo que la medida más básica y obvia son los cambios frecuentes de pañal. En caso de niños con diarrea o recién nacidos que defecan con mucha frecuencia debemos estar más atentos.

Para realizar la limpieza de la piel lo más recomendable sería utilizar agua y unas gotas de jabón suave, de pH neutro y sin alcohol, secando a toques, sin arrastrar para no friccionar la piel, con una toalla limpia de algodón. No siempre es posible realizar los cambios de pañal con estas indicaciones, sobre todo cuando estamos fuera de casa, pero cada vez existen en el mercado más toallitas con pocos químicos, compuestas a base de agua. También existen toallitas impregnadas en soluciones oleosas o preparados tipo linimentos que se aplican en la zona del pañal con gasas para realizar la limpieza.

¿Y qué ocurre con los polvos de talco? Pues a pesar de que ha sido un producto utilizado durante décadas en la zona del pañal su uso no está recomendado porque si se produce una herida el polvo puede penetrar en ella y producirse un rechazo de la piel con aumento de la inflamación. Además, pueden ser inhalados por el bebé.

En general no es necesario aplicar cremas de forma rutinaria si no hay irritación ni enrojecimiento. Con las medidas de higiene comentadas y los cambios frecuentes de pañal suele ser suficiente. A pesar de que existen varios estudios en los que se comparan distintos tipos de pañales, no se ha podido demostrar que unos sean mejores que otros.

Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo