Conflictos familiares

Mi familia se entromete en el cuidado del bebé, ¿cómo pararles los pies?

3 minutos

El bebé es una alegría para toda la familia. El problema surge cuando todos quieren participar en su cuidado. ¿Cómo pararles los pies sin molestar?

familiaagobia

Cuando nace un bebé, todo el entorno (abuelos, tías, primas..) quieren disfrutar del pequeño.Pero a veces esa participación es tan entusiasta que agobia  a los nuevos padres y crea verdaderos problemas.

Todo el mundo se empeña en opinar sobre qué es lo mejor para el bebé. Y aunque los consejos normalmente son bienintencionados y bienvenidos cuando una no sabe qué hacer, ese aluvión de opiniones muchas veces más que ayudar desconcierta y otras incordia, sobre todo cuando nadie los ha pedido.

La ayuda, con tacto, por favor

Lo cierto es que nadie duda de la buena fe de estas personas y menos si son de la familia. El nacimiento de un nieto o un sobrino es siempre un acontecimiento esperado y deseado, y todos quieren ayudar y disfrutar del pequeño.

La participación de la familia es necesaria en algunos momentos, como cuando la madre está débil y sensible tras el parto.

 El problema aparece cuando se sobrepasan los límites de la ayuda razonable o del respeto a la pareja. Si todos se vuelcan en ayudar, es importante hablar antes y repartir las tareas.

Hay que ser listas y adelantarse a los acontecimientos. Si ya sabemos de qué pie cojea nuestra suegra o muestra madre habrá que explicarle antes de que nazca el bebé, incluso repetirle cuando ya esté con nosotros si hace falta, que todos sus consejos son muy valiosos y que los vamos a tener en cuenta. Pero que han de comprender que muchas de las modas y hábitos de crianza de hace treinta o cuarenta años, hoy en día ya no se estilan, y que ciertos productos para el cuidado del bebé como los polvos de talco, la mercromina o la povidona yodada ahora se desaconsejan. Habrá que explicarles con todo el cariño posible y sin enfados, que estamos convencidas de que sabremos criar a nuestro hijo tan bien como lo hicieron ellas y que no dudaremos en pedirle ayuda y consejo cuando tengamos alguna duda.

Párales antes de que se salgan del tiesto

  • Establece límites desde el principio, incluso antes, y no permitas que ciertas injerencias familiares se conviertan en hábitos que más tarde sean difíciles de evitar.
  • Es esencial que el padre se implique en la crianza del bebé desde el hospital. Podréis sobrellevar mejor las situaciones complicadas si compartís experiencia.
  • La pareja debe estar de acuerdo y tomar decisiones conjuntas sobre su hijo y después cada uno encargarse de trasladarlo a su propia familia para evitar suspicacias.
  • Tú eres quien mejor conoce a tu bebé y tu intuición es muy importante. No obstante, ante la duda o si te dan consejos contradictorios, consulta siempre con el pediatra.
  • Cuando estés desbordada, no dudes en pedir ayuda a la familia, pero que nunca sustituyan tu papel de madre en asuntos como bañarle, dormirle o alimentarle, salvo que tú estés de acuerdo. Es más eficaz que se ocupen de las tareas domésticas.

Etiquetas: bebé, consejos para padres, familia, posparto, recién nacido, visitas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS