Ser Padres

Los Razzie nominan a peor actriz a una niña de 12 años: por qué no jugar así con los niños

Los premios Razzie (más conocidos como 'antioscars') han tenido que rectificar después de la polémica por haber nominado a una niña de 12 años como peor actriz..

La resaca de las nominaciones de los premios Oscar han quedado ligeramente empañadas por una polémica surgida en torno a los premios que son su criptonita particular, los premios Razzie, más conocidos como premios anti Oscar. El certamen, organizado por la fundación Golden Raspberry Award Foundation, entrega premios a los peores del año en la industria cinematográfica, y lo hace con una gala que se celebra el día antes de los Oscar —este año, tendrá lugar el sábado 11 de marzo—. Quien más, quien menos, se los toma en clave cómica estos premios, pero en esta ocasión se ha liado porque han nominado a una niña al premio de peor actriz, Ryan Kiera Armstrong, de doce años de edad. Los Razzie han tenido que rectificar su decisión.
Las redes sociales están que trinan con los Razzie por esta decisión de nominar a Ryan Kiera Armstrong a la peor actriz. Nadie se opone, por ejemplo, a las ocho nominaciones de Blonde, el biopic sobre Marilyn Monroe que le ha valido la nominación al Oscar a mejor actriz a Ana de Armas, la artista cubana muy vinculada a España porque se dio a conocer con la serie El Internado. Tampoco se oyen demasiadas críticas por la nominación de Tom Hanks al peor actor por su trabajo en Elvis, por el que se ha quedado fuera de la carrera de los Oscar cuando estaba dentro de las quinielas. Toda la polémica sobre los Razzie 2023 gira alrededor del nombre de esta niña de doce años.
Tanto se ha liado, de hecho, que en apenas unas horas la dirección de los premios ha rectificado su decisión. Lo han confirmado a través de sus cuentas en redes sociales, poco después de anunciar a sus nominados. “A la luz de los comentarios (con los que estamos de acuerdo), los Razzie no incluirán a Ryan Kiera Armstrong entre las nominadas de la votación final”, han informado.
Uno de los comentarios virales en contra de la decisión de los Razzie de nominar a Ryan Kiera Armstrong lleva la firma de un niño de once años, el actor Julian Hilliard, conocido por su participación en la serie La maldición de Hill House y por su papel como Billy Maximoff en Bruja escarlata y Visión. "Los Razzie ya son mezquinos y sin clase, pero nominar a un niño es simplemente repulsivo e incorrecto. ¿Por qué poner a un niño en riesgo de sufrir bullying o algo peor? Sed mejores", había escrito en un tweet. Los Razzie le han escuchado a él y a todos quienes han escrito mensajes parecidos en las redes sociales.
También se ha mostrado muy crítico con los Razzie el actor Devon Sawa, muy popular a comienzos de los años dosmil y finales de los noventa. “Los Razzies están dirigidos por personas sin alma. ¿Nominar a un niño de 12 años? [...] Ese niño podría llegar a ser increíble si no te has metido en su cabeza”, ha tuiteado.
En los Razzie, Ryan Kiera Armstrong había sido nominada a peor actriz junto a Bryce Dallas Howard (Jurassic World: Dominion), Kaya Scodelario (La hija del rey) y Alicia Silverstone (Sharkwater) y a una peso pesado de Hollywood, Diane Keaton (Con canas y a lo loco), pero finalmente quedará fuera de la terna de candidatas al irónico galardón.

Ryan Kiera Armstrong, una carrera precoz

Ryan Kiera Armstrong había sido nominada a los Razzie por su papel en Ojos de fuego, una película dirigida por Keith Thomas y en la que también trabaja Zac Efron (High School Musical) que es una adaptación de una novela de Stephen King.

Pero este no es el primer papel importante en Hollywood de esta joven actriz, conocida también por su aparición en La guerra del mañana, una cinta de Chris Mckay protagonizada por Chris Pratt. Además, Ryan Kiera Armstrong da vida a Tackmaster en Viuda Negra, del universo Marvel, y antes apareció en It. Capítulo 2 o en la octava temporada de American Horror History, entre otros trabajos.
No hay muchas actrices y actores que puedan presumir de un currículum así a los doce años, habiendo trabajado para industrias tan potentes en el Hollywood actual como Marvel.
tracking