Ser Padres

Cómo tratar el estreñimiento en el embarazo: qué tomar y qué no

El estreñimiento es una afección intestinal muy común en el embarazo. Aunque fácilmente tratable, en ocasiones puede convertirse en un problema muy incómodo.

Movimientos intestinales poco o nada frecuentes, sensación de tener las heces duras, dolor abdominal. Si estás embarazada, es bastante probable que ya hayas experimentado estos tres síntomas tan familiares del estreñimiento.
¿Las causas? Parece que en realidad son algo variadas: desde los cambios hormonales hasta la propia presión del útero, pasando también por el consumo de los suplementos vitamínicos a base de hierro (que podemos encontrar en la mayoría de vitaminas prenatales).
 

¿Por qué el estreñimiento es tan común en el embarazo, y por qué lo estás?

Es algo sobre lo que de hecho ya te hemos hablado en otras ocasiones. El estreñimiento es sumamente común en el embarazo. De hecho, de acuerdo a un estudio publicado en la revista especializada ‘Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica’, se estima que tres de cada cuatro mujeres embarazadas experimentarán estreñimiento -u otros problemas intestinales- en algún momento a lo largo del embarazo.
Sobre sus causas, un aumento de la hormona progesterona parece situarse como una de las principales, ya que tiende a provocar la relajación de los músculos del cuerpo, entre los que se encuentran los intestinos. Así, no se realizan las contracciones necesarias para ayudar al movimiento de las heces.
5d6ad4a75cafe8d1f0d35988

Causas del estreñimiento

Esto se traduce en un enlentecimiento de los intestinos, de manera que el movimiento más lento de estos órganos produce una digestión algo más lenta. Y, todo ello, puede conducir al estreñimiento.
La presión provocada por el crecimiento del útero ocasiona a su vez presión en los intestinos, lo que puede retrasar la capacidad de vaciar. Mientras que los suplementos de hierro que muchas embarazadas toman como prevención de la anemia suele ser otro culpable habitual.
Aunque se trata de un problema común que puede tratarse fácilmente (existiendo una gran cantidad de remedios disponibles), cuando se trata de un embarazo la cantidad de soluciones se reduce, ya que solo será posible consumir aquellos remedios o medicamentos que sean seguros durante la gestación, y que no pongan en riesgo la salud, evolución y desarrollo normal del feto.

Qué se puede tomar para aliviar el estreñimiento en el embarazo

Seguir una dieta demasiado baja en fibra puede ser la responsable de tener el tránsito intestinal más lento. Y si además le sumamos el embarazo (con los cambios hormonales, el agrandamiento del útero y los suplementos de hierro), las consecuencias pueden ser aún más evidentes.
Por tanto, una ayuda excelente es optar por consumir alimentos especialmente ricos en fibra, la cual es muy útil porque ayuda a agregar volumen y suavidad a las heces. Mientras que la fibra soluble absorbe agua y se une con los ácidos grasos formando una sustancia gelatinosa que mantiene las heces blandas, la fibra insoluble no se disuelve en agua, proporcionando volumen y humedad.
¿El resultado? Ambos tipos de fibra son excelentes ya que ayudan directamente a aliviar el estreñimiento. Pero cuidado: demasiada fibra, y además consumirla muy rápido, puede aumentar las molestias, causando hinchazón y gases.
5d6ad5755bafe8583b8dbd86

Ciruelas secas útiles para el estreñimiento

Lo más adecuado es aumentar el consumo de verduras y frutas lentamente, optando por un consumo de fibra de entre 20 a 25 gramos por día.
¿Y cuáles son los alimentos más adecuados? Toma nota:
  • Frutas: Duraznos, frambuesas, manzanas, albaricoques, fresas, higos, ciruelas, pasas y ciruelas pasas.
  • Verduras: Prácticamente todas, incluyendo las hojas, los tallos y las raíces. Aunque destacan sobre todo las coles de Bruselas y las zanahorias, que puedes incluir en deliciosas ensaladas o como guarnición.
  • Granos integrales: Incluyen avena, arroz integral, trigo integral, centeno, cebada y quínoa. Aléjate, por tanto, del arroz blanco y de la harina blanca.
  • Semillas: Destacan la chía y las semillas de lino.
  • Legumbres: Garbanzos, lentejas, soja y judías blancas.
No todos los remedios caseros son seguros ni inocuos, especialmente durante el embarazo, una etapa importantísima en la que la futura mamá debe extremar las precauciones.
Las ciruelas secas y los higos secos son tremendamente útiles a la hora de aliviar el estreñimiento de manera totalmente natural. Y, además, destacan por ser unos alimentos completamente seguros.
Básicamente tienes que dejar tres ciruelas secas (puedes sustituir por higos secos) en remojo en una taza con agua durante toda la noche. Luego, a la mañana siguiente y en ayunas, cómetelos para el desayuno. Si lo deseas, también puedes tomarte el líquido resultante.
5d6ad5d05cafe8d5f0d35985

Beber agua es útil contra el estreñimiento

Mantenerse hidratada es fundamental durante el embarazo. Esto podría significar que tendrías que duplicar tu consumo de agua durante la gestación.
Como recomiendan muchos nutricionistas, las mujeres embarazadas deberían beber al menos ocho vasos de agua al día. Una solución natural excelente contra el estreñimiento, ya que ayudará a que los intestinos se mantengan suaves, y a que las heces se muevan más suavemente a través del tracto digestivo.
Las comidas grandes o demasiado copiosas tienden a sobrecargar el estómago, dificultando que el sistema digestivo pueda ser capaz de procesar todo lo que has comido.
Por tanto, lo mejor es tratar de hacer comidas pequeñas. Y, además, dividir la ingesta diaria de alimentos en cinco o seis comidas más pequeñas. Esto será útil para aliviar el estreñimiento, ya que permitirá que el estómago pueda digerir los alimentos sin tener que trabajar “horas extra”.

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking