Mamá y bebé

5 claves para afrontar los primeros días del bebé

4 minutos

¿Cómo afrontar los primeros días del bebé manteniendo la calma en todo momento?

También te puede interesar: Primeros días con el bebé: consejos antiestrés
Mamá y bebé

Pensar en cómo ha sido para tu bebé la experiencia de nacer, te ayudará a ponerte en su lugar y comprenderlo. El nacimiento ha representado un gran cambio para él. Tu vientre fue su hogar durante 9 meses, un lugar que le proporcionó bienestar y le brindó una gran sensación de plenitud: allí no existían necesidades que satisfacer, permanecía abrazado las 24 horas del día, su temperatura corporal siempre estaba regulada y era alimentado de forma continua.

El nacimiento ha sido un cambio abrupto que ha generado en él nuevas experiencias que lo tienen desconcertado. Lo alivia estar en tus brazos, alimentarse de tu pecho, o simplemente escuchar el latido de tu corazón. Sentir hambre o frío son situaciones que le generan angustia. Tú y tu cuerpo son su único lugar de referencia, contigo no corre riesgo, está a salvo de la sensación de peligro que lo invade constantemente. Además de todo esto, tú bebé también percibe múltiples sensaciones agradables. Conocer el mundo es atractivo para él y poco a poco tendrá más curiosidad e interés por su entorno.

Lo más importante para que su desarrollo psicológico se dé de forma adecuada es que puedas acompañarlo en este proceso, y que estés totalmente disponible para él los primeros días. Que lo arrulles, le hables, le cantes y lo acaricies, produce en él sensaciones placenteras que le ayudarán a organizar su mundo y a estimular su deseo de vivir.

Sin embargo, no solo es el bebé quien se encuentra viviendo un sin fin de experiencias nuevas: tú también. Los primeros días después del parto puede que te sientas emocionada porque ya por fin tienes a tu hijo en brazos. Es probable que ser madre te haga sentir más fuerte y con más ímpetu para hacer las cosas, ya que tienes un motivo más para vivir. Pero también, puede ocurrir, que la novedad te resulte avasallante, que te encuentres más sensible emocionalmente, más temerosa, más cansada de lo normal y con menos tiempo para ti.

Tomar en cuenta la cantidad de cambios que ocurren los primeros días después del parto, tanto para ti como para tu bebé, puede ayudarte a manejar este momento con mayor conciencia y tranquilidad.

Aquí te dejo algunas ideas que podrían facilitarte estos primeros días con tu recién nacido:

  • Date tiempo. Después del parto ambos necesitan espacio físico y mental para estar juntos, conocerse e ir descubriéndose mutuamente. Es por ello que necesitas contar con tiempo de calidad. Necesitas que tu principal -y casi única- tarea sea la de cuidar y atender a tu bebé. Es una etapa para disfrutar de tu bebé, contemplarlo sin apuros e ir encontrando el ritmo de ambos poco a poco.
  • Pide apoyo y ayuda. Tener este tiempo es posible si contamos con una red de apoyo. Con frecuencia queremos ser autosuficientes, pero es importante dejarse ayudar o pedir ayuda. Hacer las labores de la casa, como cocinar, limpiar, hacer mercado, son tareas que al comienzo suele ser muy difíciles de llevar a cabo. Contar con el apoyo físico o emocional de tu pareja o familia puede hacer que estos días sean más llevaderos para ti y tu bebé.
  •  Cuídate. el bienestar de tu bebé depende del tuyo. Estás a cargo de un ser indefenso que necesita de ti. Por eso es fundamental que te cuides e intentes alimentarte bien y descansar mientras él duerme.
  • Permítete expresar tus sentimientos. Date permiso para expresar tus sentimientos. Los cambios hormonales durante los primeros días, sumados a toda la experiencia del nacimiento,generan una revolución emocional. No te obligues a estar siempre de buen ánimo. Habla con tu pareja, con tu madre, tu hermana o alguna amiga. Para digerir todo lo que has vivido estos últimos días y adaptarte a los cambios, a veces es necesario atravesar por momentos de reflexión que te pueden generar tristeza o temor, sentimientos que son válidos.
  • Siéntete libre. Ser madre es un proceso de construcción que se va dando en el hacer. Tener la libertad y la confianza para equivocarse y probar,  es de gran ayuda: te permitirá ir encontrando tu forma particular y única de ser madre.

Olivia Szinetar es psicóloga y psicoterapeuta en Sens Centro de Atención Psicológica

Etiquetas: bebé, bebé 1 mes, madre, madre primeriza, madres, madres primerizas, parto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS