Ser Padres

Sustituye el ten cuidado por alguna de estas frases cuando te dirijas a tu hijo

Tendemos a utilizar mucho más de lo necesario y recomendado esta expresión que transmite inseguridad a los peques, justo lo que menos necesitan cuando se ponen a prueba.

“Cuidado que te vas a caer”, “Bájate de ahí, por favor” o “Ten cuidado con la taza que te vas a poner…” son algunas de las frases que solemos lanzar hacia nuestros hijos e hijas pequeños varias veces al día. Es inevitable si potenciamos su autonomía y no somos capaces de controlar luego nuestros propios miedos, que también los tenemos.
De hecho, son los miedos de adulto los que nos llevan a limitar a menudo la actividad de los peques durante el juego libre, y también los que nos impiden dejarles hacer más cosas por sí mismos en el día a día. No podemos evitar estar alerta mientras juegan o comen solos; es natural, por el miedo a que se caigan, se hagan daño o lo pongan todo perdido, pero una cosa es estar alerta y otra muy diferente interrumpir y actuar por estar “cardiacos” y no saber controlarnos.

Comentarios que generan inseguridad

Todos los expertos en educación, crianza y psicología infantil nos insisten en lo mismo en este sentido: dejemos hacer siempre y cuando no exista un riesgo real para el niño o niña de hacerse mucho daño. Lo cual no quiere decir que no vigilemos o estemos cerca de manera natural, sin invadir su actividad, por si acaso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, cuando escalan por primera vez alguna red o pared en los columpios del parque. Esto por un lado. Y, por otro lado, que nos dirijamos a ellos de otra manera, evitando en la medida el “ten cuidado” porque este no especifica nada en concreto —¿cuidado con qué?— ni ayuda a darles tranquilidad. Más bien todo lo contrario: genera inseguridad este comentario.
Antes de llegar al punto de gritar el “ten cuidado” de turno analiza y observa la situación por un segundo más de lo que acostumbras a hacerlo. Si existe un verdadero potencial de que el niño se haga daño, si está en verdadero peligro, puede que sea necesario utilizar este recurso, pero tiramos de él mucho más de lo recomendable.

Frases alternativas

Alyssa Black, especialista en educación y comunicación infantil, investigadora y divulgadora en redes sociales, ha compartido en uno de sus interesantes y productivos post en Instagram algunas frases alternativas al “ten cuidado” que compartimos a continuación. Se pueden aplicar a distintos contextos donde tenemos los adultos a expresar el “ten cuidado” y sus variantes similares.
  • “Vamos a parar (frenar) un momento y hablamos de lo que quieres hacer”. En vez de infundir inseguridad, aportad calma y freno a través de las palabras.
  • “Tómate tu tiempo”. Es una manera de transmitirle calma y seguridad al peque, intentando que aquello que esté haciendo lo haga más despacio.
  • “¿Te sientes seguro?”. Le hacemos pensar en lo que está haciendo, ser consciente de ello y reafirmarse en caso de que se vea seguro para dar el paso.
  • “¿Cuál es tu próximo paso?”. O “¿qué piensas hacer después?”. Las preguntas le harán pensar y anticiparse a lo que está haciendo para ver si será capaz también de dar el siguiente paso. Por ejemplo, cuando escalas algo luego hay que bajar.
  • "¿Cómo crees que podemos hacer esto de forma segura?" Otra forma de hacerles repensar en lo que quieren hacer para que lo hagan con más seguridad sin meterles el miedo en el cuerpo.
  • “Estaré aquí mismo para verte”. Darles confianza y seguridad, además de apoyo emocional, es clave. Que ellos sepan que estáis ahí si están poniéndose a prueba.
  • “Estoy justo aquí si me necesitas”. Es otra manera de reforzar el mensaje anterior. 

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

tracking