Ser Padres

Álvaro Bilbao: “Sí, tu hijo te reta, y es necesario”

Álvaro Bilbao dice que es necesario que los niños reten a sus padres, pero que está en el tejado de estos últimos conseguir que ese reto no se convierta en algo negativo. ¿Cómo hacerlo?

Álvaro Bilbao es, probablemente, uno de los mayores gurús en el mundo de la crianza y la educación.
Álvaro Bilbao

Álvaro Bilbao

Escucha la entrevista completa pinchando AQUÍ.

Aunque su libro más conocido es El cerebro del niño explicado a los padres (se ha traducido a más de 25 idiomas), acaba de lanzar uno muy liviano, pero igual de interesante: ‘Hola, familia. Diccionario bebé- mamá, bebé-papá’, así que no queríamos perdernos la oportunidad de charlar un poquito con él en nuestro podcast sobre algunas cosas muy interesantes que se esconden detrás de sus páginas.
Lo que no esperábamos es que nos diría que, efectivamente, los niños retan a sus padres y que, según él, es muy importante que lo hagan. “Es trabajo de los padres saber cómo gestionarlo sin dañar el desarrollo y la autoestima del niño”, nos cuenta.
Hemos querido profundizar junto a él en algunos conceptos a los que hace referencia en su nuevo libro. Aunque encontrarás todo lo que nos ha contado de forma explícita en nuestro podcast, te dejamos por aquí algunas pinceladas para abrirte el gusanillo a descubrir más.

Cuando nace, el bebé no tiene ningún vínculo con su padre

“Al nacer, el padre es un completo desconocido para el bebé al 99,9%”, explica el neuropsicólogo. Por eso, es muy importante que el padre trabaje mucho más ese vínculo con él, ya que la madre lo ha venido trabajando durante nueve meses de embarazo. “Los padres tenemos que hacer el esfuerzo de meternos en el ruedo sin saber, ya que es súper importante que el bebé cree cuanto antes ese vínculo con el otro progenitor”, argumenta.
Para ello, nos da algunos tips muy sencillos que podrás descubrir en nuestro podcast (encontrarás el enlace un poquito más abajo).

Si el niño tiene una rabieta, dale libertad, pero no le dejes solo

“Es normal que el niño sienta varias emociones a la vez, a nosotros también nos pasa”, explica Álvaro. “Nos piden ayuda como saben: llorando, gritando, desbordándose, nosotros como padres tenemos que enseñarle a buscar estrategias buenas de autocontrol”.
Habla de un concepto muy importante: la corregulación, entendida como la capacidad para ayudar al niño a regularse con nuestra ayuda, con el fin de que pueda desarrollar poco a poco esas habilidades de regulación emocional a medida que vaya haciéndose mayor.
Para ayudarle, es muy importante darle libertad cuando se desborde emocionalmente, pero no dejarle solo. “Nada de mandarle a su cuarto o de decirle ‘ahí te quedas hasta que se te pase’”, nos explica. Entonces, ¿qué podemos hacer? Nos lo ha explicado a fondo en nuestra charla.

¿Los niños retan y manipulan a sus padres?

Otros dos conceptos sobre los que hemos hablado largo y tendido con Álvaro Bilbao. Sí, efectivamente, los niños retan a los padres y, según su criterio, es necesario de cara a su desarrollo. De hecho, explica que queda en el tejado de los padres conseguir que esos retos no pongan a prueba nuestro papel como educadores. “Si los padres no ponen límites, el niño buscará el límite porque es necesario”, explica. ¿Un ejemplo? Si no le paramos cuando nos insulta, seguirá insultando, probablemente, con palabras más peligrosas cada vez, hasta que llegue el momento en el que le espetemos que pare, probablemente, con un grito o un castigo.
Eso sí, en lo que no está de acuerdo es en que los niños manipulen. “Si el niño hace una travesura y, por un lado pensamos que lo hace para manipularnos y, por otro, pensamos que lo hace porque no sabe cómo actuar, en el 99% de los casos lo correcto será lo segundo”.
Si quieres escuchar la charla completa, ¡da al play!
tracking