¿Será niño o niña?

Cuándo se sabe el sexo del bebé

Algunos años atrás, el sexo del bebé no se sabía hasta el momento del parto. Sin embargo, los avances médicos permiten que gracias a una ecografía lo sepamos con bastante exactitud en el segundo trimestre.

Cuándo se sabe el sexo del bebé

A partir de la semana 20ª de embarazo los genitales del feto están totalmente formados y en una ecografía pueden distinguirse con claridad (a veces, incluso antes) y los padres pueden saber el sexo del bebé. Depende del método que se usa se puede saber antes o después, de manera que podemos averiguarlo de muchos modos:

  • Al cumplir 8 semanas, se puede saber realilzando un examen de sangre a la madre. 
  • A las 10 semanas se puede realizar la prueba con una muestra de pis. También hay algunas pruebas que son invasibas y tienen riesgo para el bebé, cuando se realizan son por temas diferentes al sexo del feto.
  • A partir de las 13 semanas ya se podría apreciar mediante la ecografía si el bebé se deja ver bien. 

¿Qué vemos en la ecografía?

  • Si es un niño se pueden apreciar las bolsas escrotales (donde se ubican los testículos) y el pene.
  • El sexo femenino se determina por la ausencia de órganos masculinos y en ocasiones pueden verse los labios mayores


Mediante la ecografía es la manera más segura de averiguar qué sexo tendrá, ya que no es invasiva y se realiza con mucha asiduidad, por lo que los médicos están muy acostumbrados a realizarla. Si se os da bien, a las 11 semanas podría verse, aunque cabe decir que no es fiable del todo dado que no se aprecia bien en todo momento. No cuesta dinero si tenéis seguro médico, ya que entra dentro del mismo. 

A veces no se ve con claridad…

En un porcentaje de casos el sexo no se puede ver con claridad por diversos motivos: colocación del feto, obesidad de la madre, escasez de líquido amniótico... Si hay dudas el especialista prefiere no decir nada para que no haya error.

Otras pruebas para determinar el sexo del bebé

  • La ecografía suele ser muy fiable. Solo tiene un margen de error del 5 por ciento, y casi siempre debido a que el feto no se deja ver bien.
  • La amniocentesis lo determina con toda seguridad, pero es una prueba invasiva que solo está indicada cuando existe riesgo de que el bebé tenga alteraciones cromosómicas. Al realizar un estudio completo de sus cromosomas para detectar posibles anomalías, se descubren los que determinan el sexo del bebé, pero la prueba nunca se realiza con este único objetivo, ni mucho menos para satisfacer la curiosidad de los padres.
  • La prueba de sangre que se le puede realizar a la madre a las 8 semanas, en la que se buscan cromosomas masculinos en la sangre de esta, y si no hay será porque espera una niña.
  • Existen test de orina, que puede comprarse en las farmacias y se realizan en casa. Sin embargo, su porcentaje de acierto no es 100% fiable y pueden fallar si estás tomando alguna hormona o son mellizos o más bebés.
  • En cuanto a las leyendas, dicen que la forma de tu barriga determina el sexo del bebé, así como la tabla china o el truco de la medalla. No tienen ninguna base cientifica que las corrobore, pero pueden ser divertidas para intentar adivinarlo y descubrir si han acertado, siempre dándoles la credibilidad adecuada.

CONTINÚA LEYENDO